Martes, 14 de febrero de 2012

Han pasado cuatro años y seis meses.
Y continuas a mi lado.
A pesar de mis paranoyas, mis pesares, y mis cambios de humor.
Sigues ahí, al pie del cañón.
Como el pilar que sustenta todo mi mundo.
Eres el mundo que me rodea, y te tengo en mi mente en cada decisión que tomo.
Y prácticamente viras el barco de mi vida hacia un destino.
Un destino en el que estamos tu y yo.

Te quiero.


Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.