Martes, 11 de octubre de 2011

Creo recordar… No, mira, está aquí… Sí. Ese fue el día clave que dije que de aquí a un tiempo nos venderían los juegos a pedazos. Es una desgracia, pero es algo que poco a poco ha ido ocurriendo y aun me sorprende que la gente vea las noticias y se lleve las manos a la cabeza. Yo ya lo dije.

No me sorprende en absoluto que Gears of War 3 tenga tantos dlc's el mismo día de su salida (¡¡El mismo día, señoras y señores!!) que prácticamente su valor se incrementa un 25% más, aun siendo cosas estúpidas que, válgame dios, podrían desbloquearse al sacar X logros, y no pasando por VISA. Tampoco me sorprende que Final Fantasy XIII-2 vaya a tener una semejante burrada cantidad de 2 DLC's al día, que pueden ser chorradas como disfraces, nuevos objetos, o niveles extra. Ni mucho menos, me asombra saber que comprar un nivel nuevo de estos timos pesa tan solo 104KB's en el disco duro porque el contenido ya estaba en el disco.

Pero eso no es lo mejor. Por si no tenían una cara lo suficientemente dura -creo que ya más que el miembro viril de alguien al ver una peli porno de su gusto - encima tienen el valor de ir por ahí anunciando la nueva moda a la que todo cristo se ha subido al carro: "Season Pass". Esto es, pagas 20€ más que el resto de los mortales al comprar tu juego favorito (Pasando de los 60 sangrantes a los 80 flipantes) para que tengas ese contenido 'gratis' desde el primer día. Y si ya con eso alucinamos, lo mejor viene cuando ves a las compañías recortar semejante burrada para decirte que solo funcionará las tres o cuatro primeras descargas, dejándote el resto -y posiblemente, las más caras- al descubierto.

Y ni hablemos del online, la otra cara de la moneda. ¿Te gusta jugar con tus compañeros? Guay. ¿Has comprado el juego de segunda mano? Mhhh... Se siente. Paga 10-15€ más y entonces te daremos el acceso. ¿Que el juego te lo ha prestado un amigo? ¡Pero que dices, loco! ¡Nadie debe prestar nada a nadie! Aquí todo cristo a comprar y se acabó, que para algo apenas llegamos a fin de més, hombre. ¡Faltaría más! Vamos a diseccionar más los juegos, dí que sí.

A estas alturas de la vida, es evidente que los juegos se hacen de la siguiente forma: El producto completo, y al final del desarrollo, se pacta que se sacará de ahí para pagarlo de forma extra y hacer sangrar a los jugadores. Es lo que tiene habérselo permitido, porque creedme, si estos intentos no hubiesen tenido éxito desde el princípio, no se lo habrían planteado dos veces.

Pero bueno, ahora está ahí, listo para que todo cristo pase por caja. Ale, desfilen, señores, desfilen, porque este es el futuro que todos hemos creado.


Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.