S?bado, 24 de abril de 2010
Como puse hará dos semanas, me fuí a Francia. Cuando cogí el vuelo no me lo creía, cuando llegué allí me emocioné y cuando tuve que volver, me quedé estancado.
Para ir por partes, diré varias cosas (Atención, solo texto, nada de fotos porque no he descargado la tarjeta aún (sí, soy un vago, qué pasa) y no planeo hacerlo):
-¡Sé por qué París es el país del amor!
-Faena hotelera
-La torre eiffel es ENORME
-Pero el moulin rouge mu pequeño ;O;
-Entra en erupción UN PUTO VOLCÁN QUE LLEVABA INACTIVO 2 PUTOS SIGLOS.

Bien, aunque esto no tenga mucho que ver y deba ir al final, lo diré: mires a donde mires, hay gente dándose el lote. Hicimos unas fotos en las que salía de fondo una pareja besándose. Bien, todo normal, pero cuando, dos minutos después hicimos más fotos, los vimos casi montándoselo en un banco. Y como esa pareja, casi 15 en 4 días que estuvimos saliendo xD
El hotel: maravilloso edificio que nos dijo "Hay habitaciones de 2, 3 y 4 personas". ¡JA! Nos pusieron a todos en habitaciones dobles y tuve que dormir con un... me reservo la palabra, pero que sepais que va cargada con todo mi odio -_-.
Tanto la torre como el arco del triunfo, la catedral de notredame y el louvre son enormes, más de lo que me hubiese imaginado nunca. Subimos hasta el segundo piso de la torre andando y contando los escalones: hasta el primer piso hay 384 escalones si mal no recuerdo y ya hasta el segundo no los conté xD
En cambio, me quedé sorprendido cuando vi que el moulin rouge (al menos la fachada) no ocupaba más que lo que ocupa las paredes más largas de mi habitación. Eso sí, si pasábamos un poco del burdel, veíamos sex shops a tutiplén, o el museo del sexo, donde está la silla de las lenguas.
Pero el tema principal es ese puñetero volcán islandés que nos jodió por explotar el último día que nos quedamos y llevar el humo por encima de Francia. Resultado: 6 horas en el aeropuerto antes de poder entrar en el hotel Ibis, donde nos trataron muy bien. En fin, que vueling no se hizo cargo de nosotros y estábamos sin dinero y sin ropa, pero por suerte nuestros profesores nos pagaron la estancia, quedándose en números rojos. Lo bueno es que la compañía española (que no se preocupaba ni por unos pobres alumnos) no era la única que no ofrecía solución: Iberia y Aireuropa tampoco hacían nada de provecho.
Ya que estoy, comento que los parisinos son, en general, unos sosos saboríos y bordes que no saben tratar bien a los extranjeros (evidentemente, no son todos son así, y mis disculpas si un parisino lee esto, pero es la impresión que me llevé en los sitios donde estuve).
En fin, me dejo muchas cosas en el tintero, pero resumiéndolas, decir que ha sido un viaje bastante peculiar con el que me llevo muchos recuerdos buenos, a parte de algunos malos.
Hala, a ver si conseguís un viaje tan chachi como el mío.
Gami
Compartir en:
Comentarios
Por Byjana
Mi?rcoles, 28 de abril de 2010 | 14:34
La lecheeeeee, te toc? el volc?n xDDD Joer t?o, mira que es mala suerte xD
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.