Lunes, 21 de diciembre de 2009
Así es como me siento ahora. El estado anímico que recibo cuando descubres que existen taaaaaaaantas posibilidades de que ocurra algo y que eres el jodido comodín de la maldita casa, que se te va todo abajo y que tienes hacer auténticas virguerías con tal de poder ver a tu novio una vez más sin que te digan que no salgas "No sea que alguien se ponga enfermo y NADIE esté allí"

Me voy a tomar una sopa. 

Y a quien no le guste este post, que le f**** un pez espada. 
Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.