Jueves, 01 de octubre de 2009
Yo es que lo flipo, macho. Basta que se muera el creador para que la cadena quiera continuar exprimiendo el limón a pesar de su ausencia a ver hasta donde pueden llegar. Vamos, tocada de pelotas mayúscula donde las haya. Flipando que me he quedado al leer este extracto de Zona Fandom:

Tras la fatídica muerte de Yoshito Usui, autor del manga original deCrayon Shin-chan, algunos temieron por la continuidad de su obra pero la cadena TV Asahi ha salido al paso confirmando su intención de proseguir con el anime.

Hiroshi Hayakawa, presidente de la cadena, declaró en rueda de prensa que se encuentran en conversaciones con la familia de Usui y la productora Shinei Animation, y aunque señaló que “la decisión final dependerá de los herederos”, se mostró confiado en que la familia apoye la continuación de la serie, citando los casos de Doraemon y Sazae-san como ejemplos de animes que han sobrevivido a sus creadores.

Crayon Shin-chan comenzó a emitirse en las pantallas niponas en 1992 y ha continuado hasta hoy, conservando entre un 10 y un 12% de audiencia frente al 10% de Doraemon, que se emite en la misma cadena justo antes, a las 19:00. Respecto al manga original, la editorial Futabasha publicará losdos últimos capítulos creados por Usui en los números de Octubre y Noviembre de la revista Manga Town.

 Tio, por el amor de dios, un poco de respeto. Es que vamos, ya ni a los muertos, solo a la audiencia. ¿Que se ha muerto Yoshito? ¡A quien más le da! ¡Sigamos sin él! ¡Total, tenemos los derechos! Y no, esa chorrada de "Es que Yoshito querría que lo continuaramos si estuviera aquí" no me la trago. Por favor, ya lo de Doraemon me pareció una tocada de bolas cuando me enteré en su momento, y ahora me encuentro con esto. Sigh.

Supongo que la pela es la pela... 
Compartir en:
Comentarios
Jueves, 01 de octubre de 2009 | 17:27
si claro, y el t?o lo hac?a porque le pagaban en cacahuetes y pipas...
Por Mastertuki
Jueves, 01 de octubre de 2009 | 20:46
Le pagaban dinero, pero una vez muerto, los derechos de autor se van a la cadena de TV. Por lo tanto, la cadena va a aprovechar que tienen esos derechos para exprimir el lim?n, ya que la fam?lia no recibir? un duro por ello. ?O que pens?is que le pas? a la familia de los de Doraemon? ?Que se volvieron ricos? No, les pagaron con cacahuetes y pipas.
Jueves, 01 de octubre de 2009 | 22:30
Pues ser?n por tontos, porque los derechos de autor son de quien los herede, los de transmisi?n o reproducci?n evidentemente son de la televisora, quien est? en todo derecho de reransmitir todo lo que le venga en gana el producto. Ahora, si el t?o no clarific? en su testamento a quien se heredaban los derechos, pues mir?, mal por ?l, pero la ley es la ley.
No me parece mal que te parezca una putada que alguien m?s continue la obra de este se?or, pero eso nacio como un negocio y seguir? como un negocio, la cadena de romanticismos no vive. Si quer?a hacer arte (cosa que el Shin Shan no es), que se hubiese publicado por su cuenta.
Viernes, 02 de octubre de 2009 | 3:06
Como dice Animetronic, los derechos son de los herederos, pero el contrato de cesi?n (o disfrute) de estos para adaptarlo al anime sigue siendo de la cadena.

De todas maneras, no me parece tan grave si ya se inventaban los episodios (aka "relleno") cuando estaba vivo, por que no hacerlo ahora que esta muerto? En que cambia la cosa, que no habr?n episodios basados en el manga? Los hab?an antes? Puede, pero creo que la mayor?a no lo eran.

El personaje no tiene que morir con la muerte del autor, mira Ast?rix o Doraemon (aunque aqu? solo muri? un autor), por ejemplo
Por Rafa
Viernes, 02 de octubre de 2009 | 17:40
Yo esperar?a ver lo que hacen con el personaje antes de calificar lo que ha hecho la cadena como falta de respeto. En parte es bonito, si bien triste, que un personaje de ficci?n sobreviva a su autor original.
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.