Viernes, 05 de junio de 2009
La historia descrita a continuación, ha sido cedida en su totalidad por Sloth, es una crónica sobre lo que tuvo que soportar/aguantar/permitir que le hicieran en unas partidas de rol. Todo lo narrado aquí es verídico según nuestro camarada.
Así que sin más preámbulos que este, os presento las crónicas que bien hemos titulado como “Los Elfos Nazis deben Morir” (al que pille la referencia del título, Mochipunto).
PD: Jodó, la de faltas de hortograssia que tenías Sloth xDDD

Partida de rolemaster, el master, al que llamare Príncipe Mammon nos prepara las fichas según lo que hemos pedido:
- Carlos tienes una bruja elfa, hermosísima doncella maravillosa, de largos cabellos bla bla bla y una belleza que encoge el corazón que bla bla bla...
- Adolfo y Chus vosotros tenéis a vuestro montaraz y a vuestro bardo elfos, de larga cabellera ondeante y poderosos músculos que bla bla bla bla...
Y con evidente asco y decepción en su voz el master andrógino salta:
- Kike, tu llevas a tu humano bribón, malhumorado, feo y peludo.

Total que empieza la partida en la que vamos atravesando un desierto y yo soy una especie de porteador o algo asi por lo que describe el master, probablemente mi personaje era demasiado idiota para hacer otra cosa... La cosa es que nos emboscan por culpa de la bruja y sus ideas de doncella élfica uséase de idiota.
Mientras ella escapa llorando (¿¿??) los demás tenemos que luchar contra unos bandidos y tal y cual y al acabar el combate los dos elfos yacen envenenados y yo, tras registrar a los ladrones, voy a buscar a la bruja que en ese preciso momento esta llorando junto a un espino:
- Tranquilizaos señora, la batalla ya acabó, no es culpa vuestra...
- ¡CÁLLATE humano de mierda! ¿Cómo te atreves a hablarme a mí?

Total que después de eso pues nada no le hablo más a la desquiciada y haciendo unas camillas arrastro YO dos dias por el desierto a los dos caídos a los que YO cuido y ayudo ya que la otra esta demasiado desquiciada y triste para hacerlo. Finalmente llegamos a un templo aislado donde los monjes nos acogen y curan a los caídos (a pesar de ser humanos, eran monjes comepollas élficas, porque mientras los heridos y la loca tienen un cuarto, yo duermo en la puerta).
Varios dias después, los elfitos recuperados vienen a verme, yo feliz pensando que me van a agradecer que les salvara la vida y me saltan:
- Humano, nunca vuelvas a hablarle así a la bruja, eres un miserable...
- Pero pero... os salvé la vida, ¡¡y no le dije nada!!
- ¡¡CÁLLATE escoria!!- (ruido de bofetada)

Y me dije: "¡Hasta aqui hemos llegao!" asi que saco mi espada corta y a liarla... a pesar de eso el master no me da sorpresa y los deja actuar antes a ellos, misterios del directo supongo, pero como son unos pifias y las tiradas se hacían a la vista (si llegan a estar ocultas adiós yo), fallan sus ataques y yo de un espadazo atravieso el cuello del montaraz que cae muerto, el bardo trata entonces de conjurar algo pero le rebano el pescuezo en un "jesús", aquí paz y después gloria. Pero NOOOOOOOOO, el master, lloroso, me dice:
- Espera, espera, no los mates, cambiamos eso por que la aventura ya está muy avanzada y no quiero tener que meter pjs nuevos, venga porfi, anda...
Y yo, voy y tonto de mí digo:
- Vale reescribamos un poco esto- (Yo que sé, que los pateo o algo)
Y el master salta:
- Los dos elfos agarran al miserable humano y le dan una paliza de muerte dejándolo tirado en medio de la arena sangrando...

Dejamos atrás ya el templo donde curaron a los elfos y donde me dieron esa terrible paliza que he relatado. Ellos seguían tratándome como mierda pura y eso a pesar de que les salvé la vida una vez, se la perdoné otra y que ellos, como se habían pagado todo hablidades sociales y apariencia, no sabían hacer nada teniendo que encargarme yo de la caza, la exploración y hasta la comida mientras ellos presumían delante de la maga elfa de lo buenísimos exploradores que eran.

Una noche acampamos entre unas ruinas y por avatares del destino uno de ellos encontró una tumba en la que habían inscrito algo que no recuerdo pero que se podría traducir: "Como me robes te inflo la cara a hostias". A mí la inscripción me resultó muy reveladora y decidí no tocar nada de ese tesoro que pudieran encontrar y aún más, irme a dormir a 30 metros de las ruinas por si la avaricia de los elfos luego nos perdía a todos. Ellos por supuesto abrieron la tumba y dentro encontraron el tesoro de un rey que en vida cualquiera diría que había sido tres elfos, porque casualmente había ahí dentro lo objetos más deseados por los tres personajes en cuestión, así como quien no quiere la cosa (y pal humano no había ni calderilla). Total que saquean la tumba y se ponen a vacilarme desde las ruinas diciendo que soy un humano de mierda, un cobarde, un inútil, etc... Y yo ignorándolos, miraba al master como diciendo: "¿A que te tiro a la fuente?" (una historia que ya contaré en otro momento).

La cosa está en que entonces apareciose el tumulario y atacó a los elfos con saña mientras yo me descojonaba de la risa, y aquí empieza el momento surrealista. El tumulario lanza su golpe de frío letal contra uno de los elfos al que literalmente se le congela toda la sangre en las venas, típico crítico de muerte más que directa. Pero entonces el tumulario sufre un extraño revés mental y volviéndose empieza a lanzar rayos de hielo contra mí que ni siquiera estoy en las ruinas, ni he tocado su tesoro, ni he hecho nada. Y no uno ni dos, sino que me lanza rayo tras rayo constantemente congelándome primero una pierna, luego parte del pecho y finalmente matándome tras doce asaltos de intensa agonía. Yo sin comprender por qué el tumulario hace esto tan extraño ignorando a los ladrones de sus cosas, me dispongo a marcharme todo ofendido pero antes digo: "Bueno, ¿ahora que me ha matado qué es lo que va a hacer?". Y el tumulario, durante esos 12 turnos de intensa agonía se dedica a ensañarse con mi cuerpo lanzándome rayo de hielo tras rayo de hielo. Mientras esto sucede, el elfo no congelado lo golpea tranquilamente flanqueándolo y todo durante varios turnos hasta que lo mata ya que el tumulario no hace caso a nadie en su obcecación por destruirme.

Evidentemente yo flipando con esta tangada de combate, me quedo por lo menos algo tranquilo pensando que uno de los elfos también ha muerto, pero es ahora cuando la maga que se ha pasado todo el combate sin hacer nada, lloriqueando tontamente, coge y dice:
- Master, ¿no puedo hacer nada?.
Y el master, todo feliz le informa:
- Tírale un golpe de rayo a tu compañero élfico, porque esa descarga mágica reactivará su corazón y descongelará su sangre devolviéndolo a la vida.
Y claro, como han visto muchos capítulos de Urgencias y deciden obviar unas 12 razones físicas que anulan esa idea, la maga va tira el rayo y como por arte de magia el otro elfo se recupera intacto y a tiempo para repartir los PX del tumulario entre los tres.

¿Y qué fue del pobre humano? Supongo que mi cadáver fue utilizado como polo por algún camello sediento del desierto.

Tags: Off_Rol, elfos, rolemaster

Compartir en:
Comentarios
Por Sloth
Viernes, 05 de junio de 2009 | 14:37
Est? inspirado en los surfistas nazis deben morir no? vaya peliculas veis XD aunque total yo me se todas las de la troma y el vengador t?xico ^^'
S?bado, 06 de junio de 2009 | 15:07
Es por eso que defiendo la teor?a de que los elfos no tienen amigos!!
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.