Mi?rcoles, 04 de marzo de 2009
La teleoperadora Plebe tiene cinco minutos exactos para realizar su misión... Se quita los cascos y se levanta, cogiendo el valioso objeto garabateado entre sus manos para dirigirse con paso rápido hacia su destino. No corre, pero realiza grandes zancadas, con las que rápidamente pasa varias filas de teleoperadores, en la sexta se encuentra su compañera. Pasa al lado de los coordinadores, que tratan de explicar los trámites a los teleoperadores, y pasa al lado del viejo Copito de Nieve, el "jefazo", que la clava sus ojos en ella con mirada desaprobadora... La sigue con la mirada, aunque ya sabe a dónde se dirige, hacia su compañera de trabajo, Sharra. Se pone en posición para ir detrás de ella y en cuanto trate de decirle una sola palabra, darle un toque de atención, como ya lo ha hecho otras veces, no puede hablar con alguien que tenga los cascos puestos, aunque no esté atendiendo una llamada... Es improductivo.

Para su sorpresa, Plebe se para al lado de Sharra, pero no le dice nada, solo hace un pequeño aspaviento con el brazo, seguramente para avisarla de que está allí y se marcha de nuevo. Su compañera apenas ha levantado la cabeza para mirarla. Copito de Nieve se relame, ¡al fin! ¡Al fin ha conseguido evitar cualquier tipo de comunicación entre dos de sus trabajadoras! Pero...
Plebe pasa a su lado y antes de meterse en el baño, a Copito de Nieve le parece que le dedica una sonrisa llena de ¿astucia? No... Serán imaginaciones suyas, vuelve a mirar a su alrededor, le ha parecido ver a un chico leer el convenio... Y no está permitido leer...

Sharra desdobla la hojas que le ha dejado Plebe, en ella se resumen los últimos cotilleos, coge su bolígrafo y empieza a contestarla, dentro de media hora será su descanso y tiene mucho que escribir...

Adivinad qué dos teleoperadoras pizpiretas tiene que estar pasándose notitas cual colegialas en clase pa que el simio del jefe no les llame la atención por hablar xDD


¡¡Bezoteeeez!!

Plebe.
Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.