Lunes, 16 de marzo de 2009
8
Tras un par de batacazos, Sonic muestra de nuevo que aun le quedan muchas pilas. Con una nueva propuesta, ideas refrescantes, y muchos riesgos por recorrer, Sonic Team se atreve a un nuevo juego de la peculiar mascota de Sega. ¿Logrará encandilar a lso fans, o volverá a pasar sin pena ni glória? No tardaremos nada en saberlo.

Muy bueno



Que Sonic no pasa por su mejor época eso no lo niega nadie, en parte por culpa de fans que no tienen ni puñetera idea de lo que es un videojuego, en parte por culpa de Sega que le ha dado por hacer un Sonic al año, en parte porque la prensa tampoco tiene ni idea de que coño es un juego si no le metes un tío musculoso, sudoso y maloliente armado con una pistola delante de su nápia (O una tia con melones más grandes que su cabeza). Las intenciones de Sonic Team de arreglar esto son evidentes en lo que vamos a analizar hoy. No lo consigue del todo, hay varias caréncias, pero sin duda es un gran paso hacia donde debe ir la saga.

La concepción de este Sonic Unleashed ha pasado por todo tipo de quebraderos de cabeza. Por una parte, la anterior entrega para las videoconsolas mayores fue tal desastre que la desarrolladora decidió pasar de portarlo a PC y hacer en Wii algo totálmente nuevo, opción que sin duda tuvo un éxito superior y una buena aceptación por parte de la crítica. Un camino lineal, controles originales, y mucha velocidad han sido tres puntos clave que el equipo ha tenido en cuenta, pero el hecho de ser repetitivo, no poder retroceder, y la falta de un mundo central fueron sus principales carencias. Había que suplir todo esto, pero al menos partían de algo bien aceptado por los fans; ¿Como traspolarlo?

Olvidaos de Sonic Next Gent y de Adventure, porque no es lo que la compañía quiere. En este DVD tenemos lo que realmente debería de ser, aunque aun le falta maquillaje. Un motor gráfico nuevo (Adiós al anterior que llevaba ya 9 años y ha pasado por tropecientas plataformas) unos controles muy pulidos, una historia entretenida (Con un enorme agujero negro de vacios argumentales) , y una dinámica muy jugosa se nos presentan en forma de un erizo-lobo un tanto peculiar y quizás polémico. Veamos porqué.

Sonic Unleashed parte de un argumento simple, tal y como pidieron todos aquellos fans y medios que alegaron decir que se estaba volviendo demasiado complejo para un personaje tan cariñoso. Nuevamente, Eggman intenta apoderarse del mundo y nuestro protagonista irá a detenerle, pero por segunda vez en muchos años, volverá a caer en su trampa. El doctor se apoderará de las Emerald y con ellas invocará a Dark Gaia, al mismo tiempo que convertirá a Sonic en una especie de erizo-loo que lo vuelve más lento, pero también más fuerte y violento.

No es un argumento tan simple como el de Super Mario Galaxy, pero tampoco es un alarde de sorpresas si a medida que vamos avanzando observamos que todo lo que sucede está cogido por los pelos. Todo tiene coheréncia pero transmite la sensación de haber sido escrita en dos días y retocada en tres, para quedarse en un intento de algo mas. Los fans tienen ahí lo más reducido que se puede desarrollar sin alcanzar el nivel de Sonic Heroes, tal y como pidieron. Quizá demasiado reducido.

Tras dos vídeos espectaculares que bien podría rivalizar con la mismísima Pixar, se nos plantea por fín cntrolar al protagonista. Por segunda vez en su historia, se abandona el planteamiento 3D de Miyamoto y se busca uno propio basado en la linealidad, en la que constantemente la cámara se colocará detrás nuestro para ir avanzando cual juego de carreras, o lateralmente para imitar los antiguos juegos de Megadrive. A diferencia de "Rings", en Unleashed tenemos la opción de retroceder en cualquier momento en caso que nos hayamos dejado algo.

Sonic Team, además, ha aprendido también de Mario Galaxy que hay que tener en cuenta a todos aquellas personas que nunca han jugado a uno de sus juegos y que les resulta bastante dificil hacerse con la mecánica, de tal forma que se ha simplificado los controles para hacerlo más jugable y mas accesible (En contraste con la aberración del anterior) . Así pues, con los gatillos podremos movernos inmediatamentde derecha a izquierda si tenemos la cámara detrás  sin tener que mover el joystick, y también para las partes de Griding, donde podremos saltar automáticamente de una a otra. El Ataque Teledirigido también se ha simplificado, dándonos una mirilla si hay un enemigo, y evitando que Sonic se salga de la pantalla si lo hacemos por error, como ocurría en Sonic Adventure y posteriores.

Otra de los puntos a favor del juego es lo inmediato que te haces con él y lo frenético que es la acción desde el primer segundo, tutorial incluído en Wii. En Rings, era necesário hacer unas cuantas misiones hasta tener experiencia suficiente para subir de nivel. Esta experiencia la dedicábamos a subir diferentes aspectos de Sonic, como aumentar la aceleración o su velocidad o su fuerza. Esto hacía, a la larga, un control mucho más amigable de lo que se mostraba en un principio, tosco y duro e incluso a veces innecesariamente lento en su respuesta. Sin embargo, si no se le daba una oportunidad, muchos se echaban atrás.

Este error ha sido resuelto, e incluso, mejorada la idea inicial. Desde el principio dispondremos de un Sonic con una capacidad de respuesta inmediata y de una aceleración notable además de una velocidad considerable. Sin embargo, podremos potenciar estos aspectos y hacerlo aun más "chachi" con la experiencia acumulada, que dependerá de lo bien que lo hagamos. Así, los veteranos no sentirán que se les ha dado un personaje lento, y los novatos dispondran de una primera impresión del juego muy buena, capacidad de amoldar el personaje a su gusto, y junto a unoscontroles que prácticamente hacen del juego casi automático, una mayor y mejor experiencia.

Sin embargo, hacer un juego de solo velocidad hubiera sido posiblemente un error grave, y que se ha decidido solucionar con una opción un tanto peliaguda, cogida por los pelos (Nunca mejor dicho) y ciertamente polémica. Por hechos del argumento, Sonic tendrá la capacidad de convertirse en un erizo-lobo. En la nueva forma, se convierte en algo lento, poco ágil y muy agresivo, pero a la vez, muy poderoso y fuerte, Es así como las fases de velocidad se convierten literalmente en Slash & Dash, donde nuestro único objetivo es literalmente ir golpeando y golpeando a cientos de enemigos que se nos lanzan encima. El cambio es considerable, y otorga cierto grado de diversidad, pero aquí es donde el juego se resiente inexplicablemente y pierde algunos puntos.

Lo primero es directamente en el apartado gráfico. No es que sea lo último de esta generación, pero se nota que por fin Sega ha aprendido de que Adventure ya tenía demasiados años encima como para seguir siendo usado. Su última incursión, “Sonic the Hedgehog 360” fue un auténtico desastre, con varios bugs, un motor de daños que brillaba por su ausencia la mayoría de veces, además de pooping, ralentizaciones, y varios detalles menores sin importancia.  “Hedgehog Engine” es capaz de mover cantidades industriales de polígonos y texturas simples a velocidades de vértigo. Con este nuevo motor, Sonic Unleashed muestra una nueva cara, con efectos de luz dinámicos, blur, una sensación de velocidad enorme, una recreación de campo extenso que evita en la mayor cantidad posible pooping a nuestros ojos, y por fin, no atravesaremos una pared a la primera.

Pero en las fases lobo, muestra su cara más oscura: Incapacidad total de manejar varios enemigos al mismo tiempo con sus correspondientes efectos. En cuanto se juntan muchos, la tasa de cuadros por segundo cae en picado y se produce una ralentización enorme, que no solo afecta a la imagen, también al mando. De hecho, el control de lobo es cuanto menos lento, y si hemos decidido dar tres puñetazos a un enemigo, hasta que no los dé, no se soltará de él. Esto, en los enemigos finales es mortal y nos obliga a estar pendiente de cuantas veces pulsamos un botón con miedo a cometer un error que nos obligue a perder una vida miserablemente. Tampoco podemos criticarlo en demasía, es el primer juego que muestra las posibilidades de este engine y posiblemente falta pulirlo, así que seguramente en su próxima incursión se modifique y mejore, pero en ocasiones nos dejará vendidos.

Pero los enemigos finales son, sin duda, el otro handicap de este juego, inexplicable, por cierto. Es conocido de sobras que los rivales de este tipo de los juegos de Sega son, cuanto menos, complicados y dificiles de superar, pero normalmente no se convierten en algo frustrante (Bastante lo fue Big) de tal forma que a la larga, intentándolo, uno logra acabar el juego. Pero lo normal en ellos es empezar con algo sencillo, y de ahí, irse superando. Sonic Unleashed rompe esa norma y su primer jefe final se convierte en un lastre y un hueso difícil de roer (Lizar tardó hasta 9 intentos en acabarlo) . Es un error que puede hacer que muchos abandonen a la primera, aunque al menos se agradece de que el checkpoint sea muy cerca, y no en el quinto cuerno. Hay un desnivel enorme a partir de aquí; algunos son fáciles, otros son imposibles, y las ganas de matar a algunos programadores a la larga es terrible.

El apartado sonoro, sin embargo, requiere una mención especial. Por una parte las melodías siguen siendo igual de pegadizas que todos los de la saga, por debajo de la calidad que tuvo la OST del juego anterior, aunque alguna que otra no termina de funcionar muy bien (La pantalla de título posee una pista instrumental que desentona demasiado) y otras quizás se cortan demasiado deprisa. Pero por otra, es todo un reto a la memoria de los fans más aférrimos, pues muchos de los sonidos de vidas, anillos, y otros, han sido rescatados de los juegos de Megadrive, con algo más de calidad, pero tal cual. Es un guiño contínuo que más de una vez nos hará sonreir. Por cierto, la canción Endless Possibilities, todo un acierto.

Sonic Unleashed es un buen juego, sin duda, mucho mejor que el anterior en algunos aspectos, y peor en otros (El argumento va a dejar fuera de juego a bastantes personas) pero en conjunto global parece que Sega ha encontrado, por fín, un lugar para el erizo. Esperemos que no se lo carguen en dos días, o Yuji Naka les hará reprogramarlo todo en ensamblador.



Sonic Unleashed
Control Algo demasiado ligero con Sonic normal, pero muy bien pensado y simple. Te haces rápidamente con él. Sonic Lobo se puede hacer algo dificil de controlar si no tenemos en cuenta el número de veces que pulsamos los botones.
Argumento Simple, a más no poder. A este paso todo acabará con "Robotnik ha robado las Chaos Emerald y Sonic debe vencerle" si siguen haciendo caso a los fans.
Graficos El motor "Hedgehog Engine" es toda una puesta al día. Su primera incursión ha mostrado todo lo que puede hacer. A ver que más nos enseñan con el paso del tiempo.
Sonido Música decente, pegadiza, aunque no llega al nivel de la anterior incursión en HD. Los sonidos son todo un guiño a los fans.
Opciones Se echa en falta un modo para dos jugadores, entre otras cosas. Se podría haber explotado más otras opciones, a decir verdad.
Nota 8 de Nota.


Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.