Domingo, 15 de febrero de 2009
Por gamasan28 @ 16:52  | Relatos
Comentarios (4)  | Enviar
Aún a riesgo de que alguien del insti vea esta historia (voy a participar en un concurso con ella), aquí tenéis mi última historia. La única que me ha encantado como está sin tener que cambiar nada...
Pero eso no significa nada... necesito de vuestras opiniones para mejorarla! Wiiii
************************

-¿Puede relatarnos lo que sucedió? –preguntó la fiscal, paseándose por delante del único testigo que había visto el crimen… un drogadicto

El drogadicto balbuceó varias cosas antes de responder vagamente. Que si estaba seguro, que si era yo… bah. ¿Qué credibilidad tenía ese tío si ni siquiera podía pensar con claridad?
Sonreí discretamente, a lo que mi abogado me dio un codazo en las costillas. Cuando fui a protestarle, me lanzó una mirada dura, de advertencia.

-Sientas lo que sientas, mantén una cara de indignación, como si estuvieras aquí por algo que no has hecho –me había dicho horas antes.

Reprimí la protesta y volví a mirar a la fiscal y al testigo. Ahora el tío le contaba que le había arrancado la ropa a la víctima después de matarla, para aprovecharme de ella; lo decía con tanta inseguridad que era imposible que alguien le creyese. Me reí por dentro al escucharle.

-Ya lo ve, su señoría. El acusado la mató violentamente con un cuchillo para después aprovecharse de ella –empezó a decir aquella abogada

Sentí que me hervía la sangre y me costó no perder el control.
Me fijé mejor en ella. No se parecía demasiado a aquella chica a la que había violado en el parque: tenía el pecho más grande, normal considerando que era una adulta; el pelo mucho más corto y los rasgos más asiáticos. Lo único en lo que se parecía era en la estatura; era igual de bajita que ella.
Me gustaba.
Pensé en hacerle lo mismo que a la chica cuando me declarasen inocente, por querer meterme en la cárcel.
Pero… ¿saldría inocente? Tanto el juez como el jurado se empezaban a creer la historia del tío ese.
Miré de reojo a mi abogado con una cara de circunstancia, pero éste estaba sonriendo, como si no le preocupase ni lo más mínimo lo que estaba pasando.
La fiscal se sentó y se levantó mi abogado, poniéndose frente al testigo con superioridad. El drogadicto se acobardó un poco y yo recuperé algo de confianza; haber pagado una cantidad tan alta por la defensa en vez de aceptar la del estado había sido una idea genial.

-¿Por qué ha dudado tanto al relatar los hechos? –preguntó secamente

El otro balbuceó más que antes y se excusó con que no recordaba mucho el orden de mis actos aquella noche. Y no se acordaba; la verdad es que me había aprovechado de la chica antes de matarla…
La defensa vio el momento  justo para atacar.
Yo me encontraba fascinado por aquellos ataques que le lanzaba, alegando que si no se acordaba del orden, bien podría estar inventándose lo que había pasado.
El testigo estaba temblando, no sé si de miedo o de qué, porque no le veía la cara, pero temblaba violentamente. Y entonces…
Se lanzó contra el abogado, gritándole que no se había inventado nada.
Se armó un revuelo en la sala y los alguaciles tuvieron que separarlos. Cuando la defensa se sentó a mi lado, diciéndole al juez que no había más preguntas, observé que se había llevado un golpe cerca del ojo. Sin embargo, él me sonrió, comentándome que con eso había acabado, seguramente, con la credibilidad de aquel tío.

Hicieron un descanso de diez minutos para elegir el veredicto, en el cual salimos de la sala a estirar las piernas. Al volver a entrar, escuché a una mujer gritando que por qué lo había hecho… por qué había violado a su hija
“Porque era la primera que se me cruzó por delante cuando estaba en el parque” pensé, sonriendo interiormente, pero no le respondí nada.
Aunque tenían ya el veredicto, esperaban a que la gente volviera a entrar. Fueron unos minutos de tensión insoportable; ahora sabría si saldría libre o me encerrarían para siempre.
Se levantó un hombre del jurado y abrió el sobre donde tenían el veredicto.

-El jurado declara al acusado… inocente.

Al escucharlo, no hice otra cosa sino mirar a la fiscal
“Esta vez no será al azar… tú serás la siguiente”

Compartir en:
Comentarios
Lunes, 16 de febrero de 2009 | 13:18
Enhorabuena, una buena historia, sin duda. Pero... ?Habr? una segunda parte relatando los hechos que le suceden a la fiscal? A mi me encantar?s.

Sigue as?.
Lunes, 16 de febrero de 2009 | 16:13
Jorl, no creo, ser?a demasiado fuerte como para que me saliera bien...
Aunque lo intentar?a si lo pidiese mas gente
Por Byjana
Martes, 17 de febrero de 2009 | 11:18
Ne, buena historia, aunque bastante cruenta :P
Depende de lo que quieras transmitir esto te podr?a ir bien, si quieres proporcionar una sorpresa, lo mejor ser?a no dar a entender al inicio que el t?o es culpable, sino que se revele por el final, digamos que da m?s impacto.
Pero si lo que quieres es dejar bien claro desde el principio que ese t?o es basura, en mi opini?n tienes que reflejar m?s lo orgulloso que est? ante su fechor?a. Ahora mismo parece m?s como si ?l no le diera importancia a lo que ha hecho (pero si esta es la idea que quer?as transmitir, entocnes va benne ^^).
Por Rafa
Lunes, 02 de marzo de 2009 | 20:00
Est? bien. La actitud del prota me recuerda a Kira de Death Note...

Ahora, entrando en la cr?tica constructiva y partiendo del hecho de que est? bien la historia.

No s? la longitud que tiene que tener el relato, pero el juicio se me ha hecho corto y un poco vagamente relatado, pero la idea general est? bien transmitida. Yo probablemente me hubiese extendido m?s en definir al abogado, algunos gestos del p?blico/juez/jurado o detalle de la sala que captasen la atenci?n del narrador, etc. Pero no me considero un gran narrador, Plebe, Duende o Sharra podr?an aconsejarte mucho mejor que yo.

El toque dram?tico que dice Jana de que no se descubra hasta al final podr?a molar m?s a?n si la defensa arremetiese contra el drogadicto dando a entender al jurado (y al lector) de que el pobre desgraciado fue realmente el que cometi? el asesinato.

Sobre la continuaci?n con la fiscal, si la haces, tu ver?s como la escribes para que no termine pareciendo un relato guro-er?tico X( .
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.