Lunes, 19 de enero de 2009
Por Byjana @ 8:20  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar

No tardaron en llegar al piso franco. El piso estaba lleno de humo. Demothy, Drackk y Rastalf se preocupaban que asi fuera. Estaban todos alrededor de la mesa. Tenían desplegado el mapa que les había dado Phillip. Demothy señalaba varios puntos sobre él.

-No podremos llegar con transporte público, deberemos ir en coche.

-¡Joder! ¡Ahora que tenía un tiqué!

-Deberemos aparcar por aquí. Tardaremos unos veinte minutos en llegar al lugar.

-Eso si no nos perdemos. -Dijo el de la chapela. Gabriel ponía cara de interés, fingiendo que miraba el mapa rascándose la barbilla y asintiendo a cada nueva aportación.- No nos marca el sitio exacto, marca una zona, y a la escala que está el mapa este, puede ser muy grande ¿o no? ¡Ahivá la ostia, joder!

-Bueno, -dijo Natasha.- ¿cojo el deportivo de cuatro plazas o el todo terreno?

-Yo iré en moto. -Dijo a su lado Artemisa. Natasha seguía aferrando la bolsa de papel.

-¿Que llevas ahí, comida?-Le pregunto Rastalf.

-No, es lo que habíamos ido a buscar.-Abrió la bolsa y sacó una de las pistolas, y un cargador. Se lo dio a la morena bajo los ojos, abiertos como platos, de sus compañeros.

-¡Ey, tía, una pipa! ¡Como mola!

-Pues no has visto nada todavía. -Contestó, altiva. Sacó la otra pistola y cogió el cargador de balas de plata. Encajó el uno en la otra con una teatralidad propia de Hollywood mientras miraba los otros que se habían quedado con la boca abierta.

-Oye, ¿porque tienez que quedarte tú con el cargador? Tito me lo vendió a mí.

-Sí pero, ¿quién ha tenido la idea?

-No me jodaz, yo ze lo pedí y él me lo vendió a mí, porque me conoce.

-¡Y porque quería quitarse el puto cargador de encima! ¿Quién crees que le va a comprar balas de plata? Debía tenerlo por ahí, muerto de risa, y te lo ha enchufado, pero la idea ha sido mía.

-Oye, que yo zoy mejor tiradora que tú, ¿para que quierez laz balaz, para malgaztarlas?

-¡Por ahí sí que no paso! Yo hice tiro en el club deportivo, en un taller de verano. ¡Seguro que tú no has disparado nunca!

-No tiene que zer máz difícil que apuntar con una cámara y apretar el dizparador. ¡Y eze ez mi trabajo! Bueno... ¡o lo era!

-Mira, lo he pagado yo y me lo quedo yo.
Natasha le dio la espalada a la mujer. Había dado por zanjada la cuestión. Se lo quedaría ella. Miró a su alrededor. Los chicos seguían discutiendo la localización del túmulo, en un intento de no ser inmiscuidos en la discusión femenina. Escuchó a Artemisa coger aire. ¿Todavía no le había quedado claro?

-Mira, laz doz tiraremoz contra los mizmoz enemigoz, eztamos en el mizmo bando. Laz doz noz vamoz a tener que apoyar mutuamente cuando eztemos en combate. ¿No ez lógico que laz doz tengamoz accezo a los mismoz recurzoz? Porque a lo mejor la bala que te zalva el culo ez mía....

Natasha no la miraba, pero la escuchó, y demasiado bien. Sabía que tenía razón. A lo mejor ella debía de cubrirle la espalda, mejor que fuera bien armada.

-De acuerdo, te doy la mitad del cargador. Adminístralo cómo te plazca.-Masculló.

-Cogeremos el deportivo. No es plan de hacer burradas con el coche. Llegaremos hasta aquí y lo dejaremos aparcado. Luego iremos andando hasta donde sea que estén las brujas.

-Oye, Demo, ¿ez cierto que la plata noz hace daño?

-Me temo que sí, Artemisa. Por lo que tengo entendido la plata inhibe la capacidad de regeneración de los hombres lobo. Nosotros nos curamos a una velocidad de vértigo, excepto si nos hieren con plata o fuego.

-¡Ahivá la ostia, joder! ¿Os imagináis que las brujas tengan armas de plata?
Se hizo un ominoso silencio. La sombra del infortunio cayó sobre el corazón de Natasha. Eso les podría hacer mucho daño. Pero Phillip no les había advertido sobre ello. De todas maneras, ella tenía su pistola y dejaría a las brujas hechas un colador.

-¿Qué, nos vamos? -Dijo Demothy, intentando romper esa extraña atmósfera de desazón.


Tags: Manada_Luna_Fría

Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.