Domingo, 04 de enero de 2009
Por Byjana @ 5:00  | Videojuegos
Comentarios (1)  | Enviar
Siiii, estáis leyendo bien, yo he jugado a ese juego, y aquí estoy para haceros una brevísima reseña. Si, brevísima, porque ese juego acabó desinstalado sin haber acabado ni la mitad del primer capítulo… ¿La razón? Lee y verás.

En este videojuego no encarnarás a una de las protas de la serie, no, sino a una nueva mujer que se ha mudado con su marido y su hijo a Wisteria Lane, al vecindario en el que residen las protagonistas de la serie. Tu misión será tener buenas relaciones con tus vecinas, mantener la familia unida, evitar que la guarra de la ayudanta de tu marido se propase con él, mejorar las relaciones con tu hijo, etc… Todo es muy al estilo de los Sims, pero dándote pequeñas misioncejas para que vayas realizando, y según cómo las acabas, pues te va todo benne o la cagas…

El juego es entretenido, pero solo es posible disfrutarlo si tienes al menos el doble de RAM que yo (1gb), porque a mí el juego me iba lentiiiiiiiiiisisisiiiiiisimo. Click en un lugar, ordenador procesando durante unos 5 segundos, personaje se mueve a trompicones… ¡¡¡Imaginaos esto todo el puto juegooooo!!! ¡Desesperante! No pude jugarlo, no fui capaz, podía con mis nervios, encima no pude instalarlo en el emulador del MAC (en el que siempre he instalado sin problemas otros juegos…)

Bueno, el juego prometía, pero me da la nariz que no han sabido sacarle partido al rendimiento de todo esto… En fin…


¡Bezoteeeez!

Plebe.

Tags: Mujeres Desesperadas

Compartir en:
Comentarios
Por Master
Domingo, 04 de enero de 2009 | 23:01
Dios, acabo de mirar en Youtube un par de videos y... Joder, pensaba que Crysis era el colmo de la mala optimizaci?n, pero es que esto lo ha superado. >< ?Como co?o se puede ser tan patata, por el amor de dios?
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.