Lunes, 05 de enero de 2009
Por Byjana @ 8:45  | Relatos
Comentarios (0)  | Enviar

Aunque el hermano Sol alumbra la tierra, mi ojo invisible sigue escrutando el mundo. Temo por los cachorros. No pueden hacerse ni siquiera una idea de lo peligrosa que es esa mujer. Debo ayudarles, pero no se cómo. Mi Diosa se oculta y nada pronuncia. Ella también está preocupada. No los podemos perder. Están destinados a ser grandes héroes, por eso despertaron, y él está con ellos.

Me acerco a sus almas dormidas. Las dos hembras cierran sus mentes y viven sus sueños inconexos. El hombretón sueña con un sueño etílico, pero esta noche no me abre su mente. El rudo se agita en sueños rememorando peleas y antiguas heridas. ¿Y el ciego? Sus ojos cerrados al mudo pero abiertos al espíritu. ¿Qué sueña él? Recuerdos de otra alma. Un alma grande, atrapada en un cuerpo inválido, como él. Secuestrado por la maldad más absoluta, sufre sus tormentos con un valor que no conoce debilidad. Está en una mazmorra. El mal se ríe de él con unas risas agudas que dañan su cordura. Pero él resiste. Clama a la Diosa el poder del cambio pero Ella, llorando, sabe que debe alejarse de él, lo han corrompido, no puede seguir a su lado. Por sus venas cabalga la sangre manchada. Sabe que no va a salir vivo de ésta, su última batalla. Pero también sabe que si llegara a flojear en algún momento, él seria cómo ellos. Se perdería su noble naturaleza. Presa del dolor más extremo, del sufrimiento más inerrable, pide perdón a la Diosa. Él cree que ha fracasado. Cree que no ha cumplido con su misión. ¡Pobre ser! Y Ella no puede ayudarle...

Separo mi mente de la suya. No puedo seguir mirando. Sus recuerdos son tan dolorosos que su otra alma, expectante, no puede llegar a entenderlo. Yo sí que lo entiendo. Yo estaba con él cuando murió por primera vez. Pero cómo vino, regresó. Y sus recuerdos han vuelto con él. Quizá pronto el cachorro conozca su auténtica naturaleza. Quizá pronto descubra quien es.

Y los otros, también duermen. El joven de corazón bondadoso flota en una nube de desconexión. No duerme, aunque sueña en una realidad absurda. Una sonrisa acompaña a sus ojos cerrados.

El último, también dormido, atrae hacia él seres del otro lado que le narran historias y fábulas. Él les escucha en su sueño y aprende. A él puedo acceder. Es el más cercano al Espíritu. Él me escuchará.

Susurro a su oído unas imágenes del pasado. Hombres guerreros cómo él, al servicio de la maldad. Ven su objetivo desde lejos. Es una aldea humana, y parientes de humanos y lobos conviven en hermandad. Él, con los otros guerreros, irán y destruirán. Incendiarán las casas, matarán a los hombres, destriparán a mujeres y niños.

Mira bien lo que te muestro, joven navajo, porque esto ya ocurrió hace muchos siglos, y está en tus manos que no vuelva a ocurrir. Escucha mi mente como te previene, y díselo a los demás. Tomad conciencia del camino que vais a elegir, Ella os llevará hacia la victoria.

Y alejaros de esa mujer, es maldad en estado puro.

Uno a uno despiertan, con el ocaso de su segundo día. Uno a uno ceden a la conciencia y retoman su vida fuera del sueño. Ya no puedo hacer nada más... Espero que sea suficiente.


Tags: Manada_Luna_Fría

Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.