Domingo, 16 de noviembre de 2008
Por Byjana @ 10:45  | Relatos
Comentarios (6)  | Enviar
El viernes, en un descanso de la formación, me puse a ojear el periódico gratuito Metro del mismo día. Soy una de esas personas a las que les mola leer las cartas al director y las columnas de opinión, y una de las de este viernes, fue de lo más… ehm… ¿absurda? Bueno, la verdad es que no sé muy bien cómo describirlo… Mirad, este es el texto.

Tras la lectura, una servidora no pudo evitar pensar en cómo se sentiría este señor ante el fichero de Word abierto y en blanco: “Uy, tengo que escribir pa la columna… ¿Sobre qué escribo? Mmm… Ya sé, relataré lo que me pasó el sábado, ¡que lo de las bolsas de basura perfumadas me parece superfuerte!”. Si, algo así como a mí el viernes que nada más leerlo pensé “Yo tengo que escribir un artículo sobre esta chorrada en el bleug, ¡que lo de las bolsas perfumadas pe parece superfuerte!.”. Porque es una columna de risa, no nos engañemos…

El autor trata de describirnos lo que sería una tarde de sábado normal. Empieza con un “Está comprobado científicamente que la tarde de sábado ya no es lo que era”. Veamos, primero tendremos que saber cómo “era” una tarde de sábado, supondremos al instante que se referirá a sus años mozos. Lo del equipo de científicos no lo rebato, porque hay cada estudio más fullero…

En su “juventud adolescente”  (ojo, en la adolescente, no la confundamos con otra), él usaba las tardes de sábado para ir al cine, hacer deporte, quedar con los amigos, irse a bailar, al pub… Y ahora (en la actualidad suponemos) dice que “uno tiene obligaciones familiares y por supuesto, no tiene tiempo para sí mismo”. Yo compadezco a este señor por tener esas “obligaciones”, supongo que se referirá a comidas y esas cosas, que creo yo que nunca han sido obligatorias, sino que tu llamas a tu hermano, tu tía, tu madre y le dices: “Oye, ¿quedamos pa comer? ¿Sí? ¿No? Vale, ya nos veremos”. Punto. No tiene más. Tu familia no te puede tildar de maldito bastardo solo por no acudir a comer a casa de alguien un día.
Pero sobretodo compadezco a este señor por pensar que TODOS tenemos esas obligaciones y que compartimos su estilo de vida, en el que no sabe dedicarse un tiempo “para sí mismo”. Porque yo los sábados hago lo que me sale de ahí, algunas veces con mis padres, otras con mis amigos y otras sola, según cómo me pille.

Pero continuamos leyendo, y habla de compromisos con los hijos, ah, vale, tal vez me equivocara y solo hablara de gente con hijos, veamos… “Por la mañana, te dedicas a trasladar niños a sus correspondientes eventos deportivos. Es decir: baloncesto, fútbol.”. Ahm… Creo que hay una parte de mi infancia que no… ¡¡¡¡Mi papi solo me llevaba a desayunar chocolate con churros!!!! ¡¡ME HAN ESTADO ENGAÑANDO!! ¡¡HE VIVIDO UNA INFANCIA DE ENGAÑO!! (Jo, pero qué ricos estaban los churros...)
Si, no os negaré que seguramente alguna que otra parejita llevará a sus tiernos retoños a deporte, ludotecas, teatro, etc… Pero por el amor de diox, que lo habéis apuntado vosotros y es solo llevarlo, me vas a decir que eso es tal esfuerzo que “Tras el madrugón llegas a casa cansado de desplazamientos, gritos y emociones cardíacas”? ¿Pero este tío qué hace cuando lleva a sus hijos a deporte? ¿El circuito del Gran Prix? Aunque se quede a ver a los niños jugando al futbol, ¿qué emociones cardíacas ni que leches? El que juega es el niño, no él.

Cuando llega a su casa, después de hacer la triatlón, se encuentra con “la sorpresa de leer una larguísima lista de compras pendientes”. Bueno, ¡por fin algo más o menos normal y con coherencia! Este señor, debe de trabajar durante la semana, y no puede hacer la compra en esos días, algo completamente normal.
“En la lista de mi último sábado había un producto muy simple: bolsas de basura”. Vale, puede que si haga la compra entre semana, pero a quién no le ha ocurrido eso de que de repente te quedas sin papel higiénico, o leche, y claro, que mañana es domingo, no jodas, eso hay que comprarlo ya. “Como un bendito, enfilas el camino de la gran superficie”, ¡¡espera, espera, espera!!  Yo he tenido que pasar algo por alto, recapitulemos: “En la lista de mi último sábado había un producto muy simple: bolsas de basura”, vale, no me he equivocado, este tío se va al centro comercial del Carrefour para comprar SÓLO bolsas de basura. Bueno, tendrá uno al lado de casa, ¿no? “Aparcar ya es un tanto caótico”, ¡¡¡¿QUÉ?!!! ¡¡DECIDME QUE ESTE PEDAZO DE CENUTRIO NO SE COGE EL COCHE PARA IR AL CENTRO COMERCIAL PARA COMPRAR UN MALDITO PAQUETE DE BOLSAS DE BASURA!!! ¡¡VIVAN LAS EMISIONES DE CO2, USEMOS EL COCHE PA MIERDAS!!

Vale, me calmo, que aún hay más…
“porque sea la hora que sea –aunque se trate de la ansiada siesta-, hay demasiado trasiego. Y te das cuenta de tu equivocación. La hora de la siesta ya no es tal”. Recordatorio para los que se creen demasiado especiales, si tú puedes llegar a pensar “iré a la hora de la siesta porque habrá poca gente”, asume que habrá otros cientos de personas que habrán pensado lo mismo.

“Superado el primer susto emocional,” (¡¡¡Oh dios mío!!! ¡¡No todo el mundo duerme la siesta!! ¡¡Que alguien llame a un médico!! ¡¡Creo que me voy a desmayar!! No, espera, yo tampoco la estoy durmiendo, ¡¡debo estar ya muerto!!). “el último sábado me dirigí a las diferentes estanterías hasta alcanzar las de menaje, donde están las bolsas de basura. Me encontré ante mí una larga estantería de siete metros por dos y medio de alto” (Ojo, dos y medio, que lo medí con un metro que cogí de la estantería de ferretería, que, por cierto, mide 6 metros y 40 cm por 2 y medio de alto); “en la que se mostraban miles de bolsas en diferentes formatos. Bolsas verdes, azules, blancas, amarillas, con paquetes de 10, 30 o 50; ecológicas, gigantes o tamaño estándar; para residuos sólidos, líquidos y de gran volumen; para comida, envases y botellas, y bolsas perfumadas… ¡a lavanda y menta!” (Tin Tan Tun. Por favor seguridad, acuda al pasillo tres del hogar, nos ha parecido ver a alguien empastillado acurrucado en el suelo y murmurando frases inconexas. Tin Tan Tun.).
“En fin, una locura de imaginación y posibilidades. Me sentí frustrado, sobrepasado, desorientado.” Disculpad, escribiría algo, pero es que… es que la risa me impide pensar con claridad xDDDDDDD Es que me lo imagino, en medio del pasillo y gritando “¡¡Maldita sea!! ¡¡Si me equivoco en la elección, la malvada Cúpula Residuo matarán a mí familia!!”

“Yo solo tenía el encargo de comprar bolsas y, ante el dilema, adquirí varios modelos y colores, por si acaso”. Tras escribir esto, decidí enviar un mail a todos los chicos del blog con el siguiente mensaje:
--- Estáis en un centro comercial y recordáis que vuestra madre os dijo que necesitaba bolsas de basura. Nada más salgáis del centro comercial volveréis a casa, por lo que decidís comprarla y llevársela. Lleváis suficiente dinero encima. Os dirigís a la zona del hogar y al llegar a la zona de bolsas de basura, os encontráis con que hay bolsas verdes, azules, blancas, amarillas, con paquetes de 10, 30 o 50; ecológicas, gigantes o tamaño estándar; para residuos sólidos, líquidos y de gran volumen; para comida, envases y botellas, bolsas perfumadas...
En resumen, hay bolsas de todo tipo, ¿cuáles os llevaríais? Si usáis varios tipos de bolsas, podéis decir más de un paquete. Y si usáis bolsas de la compra, porfis, decid en caso de que no tuvierais, cuales compraríais.----

Y las respuestas recibidas fueron las siguientes
Respuesta 1: “Veamos... yo compraría bolsas blancas de tamaño estandar a poder ser... paquetes de 50, así hay para más de un mes... ah, y sería para residuos de TODO tipo :3”
Respuesta 2: “Negras, tamaño mediano, antigoteantes, con asas. Son las que siempre se usan en mi casa. XDDD”
Respuesta 3: “nguna, en casa usamos las bolsas que te dan para la compra como bolsas de basura. buajajajajajaj!” (Si, ese es el cabrón de Lizar xDDD Aunque luego me volvió a responder) “las grises, tamaño normal, paquete de 50”.
Respuesta 4: Pues no se, lo más probable sería coger un paquete de 50 bolsas (azules), tamaño estándar, para residuos sólidos y sin perfumar.
Ante el dilema, queda demostrado que los chicos del blog hubieran sabido comprar un maldito paquete de bolsas de basura en caso de necesidad, lo que les sitúa dentro de la especie humana, no como esa especie de alien que es el autor que decide llevarse una muestra de cada “por si acaso”. Supongo que luego, en su casa, iría probando una a una las bolsas, tirándoles dentro una piel de plátano, “Uy, esta no explota, me la quedo”.

Sigamos con el texto, “El siguiente encargo era suavizante para la ropa”. Dios mío, ¡todo el mundo al suelo! XD Bueno, almenos con esto, nos queda demostrado que en la lista habían más cosas, y no ha cogido el coche solo pa unas meirdosas bolsicas de basura. “La estantería era el doble de larga, de alta y de ancha que la anteriormente visitada. No les cuento la decisión final,” No por diox, necesito saber cómo sorteaste este gran obstáculo en tu vida, ¿tuvo secuelas cardíacas?

“pero quiero que quede constancia de que la vida de las amas de casa es una carrera de obstáculos, un reto de superación permanente, un reciclaje diario y un sacrificio en el tiempo que no está pagado. ¡Son mis heroínas!”.

Ahm... O sea... Que son heroínas por saber qué bolsas de basura comprar y qué suavizante usar...



¿Sabéis? En este punto una se replantea todo el escrito, porque…  ¿Este tío se cree de verdad todo lo que dice? Porque en ese caso solo sería un capullo que en su puta vida habría ido a comprar algo que no fuera cerveza. Pero… ¿Y si estuviera siendo sarcástico? En ese caso, un puto genio por su crítica social hacia el hecho de que haya personas que crean que las amas de casa deberían cobrar dinero.

Pero seamos realistas, menudo capullo.


¡¡Bezoteeeeez!!

Plebe.
Compartir en:
Comentarios
Domingo, 16 de noviembre de 2008 | 14:01
Este tio est? m?s colgado que una morcilla y no tiene ni idea de nada. Vale que si un s?bado tienes que comprar... pues se compra, pero eso tampoco te amarga el d?a. Tienes la noche para ir al cine (O d?nde te apetezca). Adem?s, cuando vas a comprar, no te tiras medio a?o decidiendo que bolsas de basura coger, eliges y te largas. Y si vas a la hora de la siesta (Como ?l dice) a las 19- 20h est?s en casa. Y a?adir, que dependiendo de para que, no hace falta ir al carrefour, que puedes ir al super de la esquina a comprar.

En resumen plebe, un buen art?culo.
Por Sharrita
Domingo, 16 de noviembre de 2008 | 14:26
Bueno, tengo que decir que no se porque los hombre se complican tanto.Yo veo miles de cosas, busco una que se adapte a mis necesidades y NO BUSCO MAS, me la llevo y Santas pascuas.
Me he divertido mucho.
Domingo, 16 de noviembre de 2008 | 16:05
magn?fico XD y no, yo no me complico tanto la vida para comprar estas cosas. Compro el que no es de marca ultra-cutre y est? bien de precio o parece bueno sin ser caro.
Fin, ni siquiera echo cuentas, miro por encima

y en serio, la gente se amaaaaaaarga mucho la vida
Domingo, 16 de noviembre de 2008 | 21:54
yo en caso de duda siempre me llevo el producto marca carrefour, de esta forma si no me sale bien al menos me queda la satisfaccion de que compre lo mas barato...
P.S. hasta ahora la marca del carrefour no me ha salido mal...
P.S.2. de todas formas yo me inclino por pensar que todo el articulo del tipo fue una buena idea abortada en mitad de camino...but hey, thats me...
P.S.3. all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy all work and no play make jack a dull boy..
Por Byjana
Domingo, 16 de noviembre de 2008 | 21:58
Sin tele y sin cerveza, Homer pierde la cabeza.
Lunes, 17 de noviembre de 2008 | 0:00
RESPUESTA 5: Yo tambi?n uso bolsas del hiper, como Lizar (?es que acaso algun compra de las otras?). Si se hubiesen extinguido, pues me hubiera llevado las negras tipicas, con asa y sin olor a nada. De 25 o 50 si no vuelven a aparecer la sbolsas del super.

-o-

Hay que entender a este hombre, esta toda la semana haciendo la columna de un diario superimporatnte (si, claro) y no tiene tiempo para otras cosas. Creo que si hubiese sido ir?nico hubiese acabado diferente.
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.