Lunes, 13 de octubre de 2008
Por Adriamichi @ 15:50  | Cine
Comentarios (2)  | Enviar
Si amigos, seguramente vosotros seréis de esos que en estos momentos estaréis pensando "¿Por qué hacen una peli americana mala de Dragon Ball si ya existe una versión china mala, pero mejor? Takehiko Inoue, el autor de Slam Dunk, debió pensar algo parecido, así que los derechos de "Slam Dunk" fueron a parar a Yen-ping (Kevin) Chu y guión del propio Inoue.

Cartel asiático de Kung Fu DunkLa verdad es que no sé muy bien que se debió fumar para hacer la peli, ya que al principio ya te avisa: "Esta peli está basada en el manga de Slam Dunk. De hecho, se iba a llamar Slam Dunk". Que este escrito en pasado hace pensar mal. Efectivamente, Slam Dunk y Kung fu Dunk se parece lo que un huevo a una castaña.

La historia empieza con Shi-Jie (Sakuragi), un joven al que abandonaron de bebé en un templo que se dedica a las artes marciales (WTF?!). Allí vivirán con los 2 maestros y sus mujeres (las cuales les engañaron para casarse) hasta los 17 años, cuando Shi-Jie decide hacer una venganza a un grupo de mafiosos que les hacían chantaje. Cuando le descubren, le dan una paliza y lo echan de casa. Allí, Chen-li (Maestro Anzai), un vagabundo que vive en la calle observa como Shi-Jie acierta todas las canastas con un papel y una papelera. Así que se le ocurre un genial idea "¡este tío sirve como jugador de fútbol!" (Si, fútbol). Poco después ve en el un gran potencial para el basket (ehem, le costó al chico...)

Shi-Jie y Li-liAsí pues, ingresa en el equipo de instituto "1First" (Shohoku) y, con el fin que Chen-li se haga de oro, hacen una presentación totalmente mediática con el eslogan "Shi-Jie, el chaval que se apuntó a basket para encontrar a sus verdaderos padres". En la presentación conoce a Li-li (Ayako+Haruko), mánager del equipo y hermana de Ting-Wei (Akagi), el capitán del equipo, unos de los mejores del equipo si no fuera que es un borracho que casi cae en coma alcohólico en el pasado y que siempre aparece en escena con una botella de "Absolut Vodka" (publicidad subliminal?). Como es lógico, Li-li no está enamorada de Shin-Jie, sino de Xiao-Lan (Rukawa). ¿Conseguirá Shi-Jie conocer a sus padres? ¿Podrá salir con Li-li? ¿Dejará Ting-Wei el alcoholismo? ¿Porque la botella e Vodka siempre está medio llena si está claro que los guionistas no tardan ni 30 segundos en acabarla? ¿Ganará el 1first el campeonato interescolar? Todas las respuestas en la película o en la PD, donde explico las tres mejores fumadas de la peli.

Chino cudeiro versus Absolut vodkaSencillamente, si eres fan de Slam Dunk, mira esta peli tan solo para reírte a gusto. Oliver y Benji quedan como parvulos al lado de ellos. Las risas están aseguradas, pero no por que sea una peli de humor (que si) sino por lo imposible que es el desarrollo y ver como hacen papilla de "Slam Dunk" original (Suerte que admitieron que está basado "de esa manera"). Hay que destacar que el pasado 20 de agosto se estrenó en los cines franceses (?!), doblado al francés y con una página web dónde se puede ver una trailer. Si tenéis una de esas tardes en que no sabéis que hacer, "Shaolin Basket" (título como se le conoce en Francia) puede ser vuestra solución. Esperemos a que alguien se atreva a traerla a España, sino, siempre estará el DVD francés (espero que no muy caro, xD).

PD: ¡ATENCIÓN! Esta PD incluye spoilers sobre la peli. Será mejor que no los leas si tienes prevista verla, puesto que sino pierden la gracia y ya no tendría mucho sentido verla. Si ya la has visto o te da igual, adelante, seguro que te haces unas risas,

3) En un flashback, vemos como Li-li confiesa su amor a un chico. Este le responde que no puede ser, puesto que es un amor no correspondido. En ese momento, se gira la cámara y vemos como el chico misterioso en realidad es... ¡Ting-Wei! ¡Su hermano!. Lo más lógico es que se declarara a Xiao-Lan, pero seguramente los guionistas ya no sabían que escribian y se equivocaron al poner el personaje...

2) Una de las tramas de la peli es poder encontrar los padres de Shi-Jie. En un partido, se fija en las gradas y descubre a una pareja¡Hay que ganar el partido! que mira emocionada el partido. ¡No podía ser! ¡Sus padres!. Cuando acaba el partido, estos bajan de las gradas y llorando se acercan a la pista "¡Hijo! ¡Hijo!" y Shi-Jie, medio lloroso "¡Mama! ¡Papa!". Cuando se vana dar el emotivo abrazo, los padres pasan de largo. No eran los padres de Shi-Jie, sino de Ting-Wei, los cuales se alegravan que su hijo ya pueda volver a jugar a basket y que no vaya siempre alcoholizado.

1) Y sin duda, la fumada más grande es el "casi" final de la peli. Es el último partido y cuando son los últimos 3 segundos, el equivo rival se avanza de 2 marcando. Parece claro que van a perder, pero ¡eh! ¡que son unos flipados!. Así que desde la otra punta del campo lanzan de triple. Esta claro que de tan lejos es imposible marcar, pero como esto es una peli y tiene que acabar bien (además de que ya hemos visto cosas peores), pues nos creemos que entrará. Así es, la pelo entra, pero cuando aún no ha salido de la red, el arbitro mete el puño y saca la bola, con lo cual, los dos puntos no han valido. Se arma el jaleo, pero el director del otro equipo lo aclara todo a gritos: "Eso es amonestación al arbitro y retirada de sus funciones, pero la pelota no entró, así que ¡USTEDES PIERDEN!". Shie-Jie, se enrabia mucho, pero consigue volver atrás en el tiempo y detener al arbitro antes que saque el puño.

Compartir en:
Comentarios
Martes, 14 de octubre de 2008 | 20:19
Una pel?cula clon de una serie... de basqet. Virgen santa. Y encima, tal y como la explicas, es mala... mala. Y no, no me gust? Slam Dunk xD.
Por pablito
S?bado, 29 de noviembre de 2008 | 18:06
tonces no habli po Conxatumare !!!
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.