S?bado, 20 de septiembre de 2008
Otro lunes a currar, a mis párpados les cuesta abrirse, como siempre y me lamento pensando en que tendré que trabajar a la tarde también... Aiss.... Pero bueeeno, podría ser peor, me pagan un sueldo aceptable y me conecto en internete cuando me sale de los ovarios, tampoco está tan mal mi curro, solita y tranquila en mi recepción...

Llego a la oficina y entramos, las trabajadoras se van a sus oficinas y yo a mi recepción, después de hacer mis tareas, a viciarse en la red, pero un sonido molesto me lo impide, llaman a la puerta. Bueeeeno, una visita, total, no será para mí.  Una visita un tanto pesadita y con pocos modales, le ha dado como 5 veces al timbre en un segundo en el que yo me estoy levantando de la silla. Abro la puerta y "oh qué alegría", el jefe ha vuelto de vacaciones. Siento la necesidad de darle con la puerta en las narices, pero me temo que es más rápido y entra con un "hola", proveniente de su garganta gutural. Se va a su despacho y yo, mientras cierro la puerta, no puedo evitar pensar, "¡¡¿¿por qué??!! ¿por que soy castigada?".

Pocos minutos después empieza mi infierno, el simio, que a pesar de que su despacho esté bien lejitos de la recepción, tenga las puertas cerradas (los portazos han sido más que evidentes) y un telefonillo (que sabe usar) con el que puede comunicarse conmigo, prefiere coger aire y gruñir un "¡PLEBE!", para que vaya. "Oh, Plebe, ¿pero cómo te puedes quejar así de tu trabajo so vaga?", uuhh...

Simio: ¡No funciona internet! (Imaginaros a vuestro padre diciéndoos "¡¡Cómete la verdura!!", pues ese suele ser su tono latente).
Plebe: A mí sí. Déjeme ver. (Traducción de suelte ese ratón)
Cabe decir que a pesar de yo ponerle casi la mano encima de la suya, que está sobre el ratón, tarda un poco en darse cuenta de lo que le estoy pidiendo. Empiezo a mirar, no hay nada de señal. Llaman al teléfono, con mi inalámbrico lo cojo, mientras al mismo tiempo miro los cables del ordenador, ¿qué hace un cable de línea como tú desenchufado en un lugar como este? Lo enchufo, el jefe ya tiene interné.
Simio: Ya funciona, ¿qué has hecho?
Plebe: Enchufar el cable. (El cable estaba a su lado por el amor de dios, ¡¡si me ha visto enchufarlo!!)
Y entonces me doy cuenta de que acabo de joderme el día aún más, debería haberle dicho que llamara al informático, hacerme la tonta... Ais...

Vuelvo a la recepción y tarda poco más de 10 minutos en volver a gruñir mi nombre. Nota mental: Comprar plátanos para que se entretenga. Cuando llego al despacho, me encuentro con que tiene abierto su correo, geniaaaaal...
Simio: Me han dicho que me han enviado un archivo, no lo veo. (Continuamos con el tono de voz de "¡Cómete la verdura!", nunca lo cambia.).
Plebe: Tiene que abrir los adjuntos. (¿Por qué se lo digo en vez de hacerlo yo directamenteee?)
Simio: ¡Eso donde está!
Plebe: Esos links que hay al lado de... (Ni acabo la frase, cojo el ratón y le abro el documento. Tras habérselo dicho como 20 veces en anteriores ocasiones, he descubierto que así es más rápido.)

Le dejo leyendo su documento y a los pocos minutos vuelve a gruñir. ¡¡ARRRGHH!!
Simio: ¿Qué es esto?
Plebe: Es una lista de los documentos más recientes que ha abierto en Word.
Simio: ¿Cómo se quita? No quiero nada de eso. (Oh, es verdad, olvidé deciros que es un maldito paranoico que nunca quiere que quede ningún rastro de nada de nada. Lo cual solo hace sospechar que tiene chanchullos raros de los que no quiero saber nada. Igualmente me dan ganas de darle una ostia cuando se pone en ese plan.)
Plebe: No lo sé. (Usa el word 2007, no sé dónde tiene determinadas opciones). Este programa no me lo conozco del todo. (No conozco las opciones de paranoicos quiero decir).
Simio: Míramelo.
Cojo el ratón y miro todas las opciones del word durante 5 minutos mientras tengo que soportar el olor a tabaco, no veo la dichosa opción de quitar eso.
Plebe: No tiene esa opción. Pero los archivos linkeados son de su correo, así que no los abrirá...
Simio que no se fía de alguien que a diferencia de él sabe cómo escribir un mail, decide probar uno de los links. El word se bloquea, Simio empieza a hacer clickclickclickclick.
Plebe: Se ha bloqueado.
Simio: ¿Por qué?
Plebe: Porque ha tratado de abrir un archivo de su mail desde aquí.
Hago Ctrl+Alt+Supr, y cierro el programa, lo vuelvo a abrir. Entonces el Simio hace una fantástica demostración de la expresión "tropezar dos veces con la misma piedra", porque se va a la parte de documentos recientes y vuelve a clicar sobre el archivo de antes. El word se bloquea, Simio empieza a hacer clickclickclickclick.
Plebe: Se ha bloqueado, de nuevo. (Mientras pienso: Que no diga lo que estoy pensando que va a decir).
Simio: ¿Por qué? (Lo ha hecho)
Vuelvo a hacer Crtl+Alt+Supr y me pregunta cómo lo hago, se lo explico, pero sé que su cerebro lo olvidará en... uy, mira, ya lo ha olvidado. Ctrol+Alt+Supr y le abro de nuevo el documento.
Simio: No quiero que quede nada. (Y dale...)
Abro la carpeta de Mis Documentos y le pregunto si quiere alguno de los archivos de ahí.
Simio: ¿Cómo lo haces?
Plebe: Me pongo encima del archivo y le doy a Suprimir, luego le digo que Si.
Simio: Ahora como vuelvo al documento.
Plebe: Dándole al botón de abajo, que es del documento.
Simio: ¿Y con esta carpeta qué hago?
Plebe: Dele a la equis roja.
Me planteo seriamente cómo cojones alguien como él tiene los huevos de comprarse un portátil además del ordenador de la oficina con sus mierdas y su cam.

Vuelvo a mi reducto, sabiendo que en cualquier momento gruñirá de nuevo, lo hace.
Simio: Imprime esto.
No es posible que aún no haya aprendido a imprimir... No es posible... No es posible... ¿Dónde está el post-it que le dejé? ¿¡¡DONDE!!? Bueno, se lo imprimo.
Simio: ¿Qué es esto? ¿Por qué sale así?
Plebe: No le queda tinta negra, tiene que cambiar el cartucho.
Simio: Pues cámbialo.
Plebe: No tenemos. (Antes de que diga algo más) Se lo puedo imprimir en azul, eso si servirá.
Se lo imprimo en azul, y vuelvo a irme, no sin que antes me diga que llame al informático para que venga... Mala suerte chaval...

Más tarde veo aparecer al jefe por la recepción en dirección a la fotocopiadora... Mierda... No, hoy no, que está estropeada...
Simio: ¡No funciona!
Plebe: El mensaje de error dice que tiene un papel atascado, pero no lo encontramos, así que será un sensor.
Simio empieza a abrir todas las tapas de la fotocopiadora con la delicadeza que le caracteriza y que me empieza a dar un dolor de cabeza.
Simio: Llama para que la arreglen.
Plebe: Llamé esta mañana, no saben cuándo podrán venir.
Gruñe varias cosas más, contrariado porque los de la fotocopiadora no le den máxima prioridad.

Mientras está con una compañera en su despacho, vuelve a gruñir.
Simio: ¿Qué ocurre? (Me dice alargándome una hoja impresa de una web)
Plebe: Que no le queda tinta negra. (¡¡Dios, dios, dios!!)
Simio: Pónmelo azul.
Plebe: No puedo, es de una página web del banco, no se puede cambiar eso.
Gruñidos varios.
Simio: ¡Pues envíamelo así por fax!
Plebe: No funciona la fotocopiadora (que también envía faxes) y al estar sin tinta el documento, no se verá en el fax.
Simio: ¡Pues bajas abajo!
Plebe: No se verá el documento.
Simio: Pues les dices que te hagan una fotocopia más oscura. (Estoy a punto de decirle que no pueden oscurecer algo que no existe, pero...)
Plebe: Vale. (A mi no me pagan por decir obviedades).

Al fin viene el informático, le saludo y el jefe lo pone... taráaaa, ¡a arreglar la fotocopiadora! El informático se tiene que meter en internés para buscar algo para arreglarlo, pero no da con la respuesta, bueno, algo sí, podría ser un sensor.

Como el informático está con la fotocopiadora, adivinad a quién gruñe para...
Simio: ¡Que no quede ni rastro! (Dice con el internés abierto) (¿Os he dicho ya lo mucho que me jode su puta paranoia?)
Cojo el ratón y le enseño cómo eliminar las cookies y tal.
Simio: No, no, no, yo recuerdo que había otra manera que solo era con un botón.
Tras varias preguntas y gruñidos suyos de respuesta, entiendo que el jodío se refiere al explorer nuevo, que viene con la opción de "Eliminar todo"... Se lo descargo y se lo instalo, y las paso magras para explicarle, que descargar no es lo mismo que instalar. Mientras se instala abro la puerta, cielos, el técnico de la fotocopiadora, el informático queda libre de todo pecado. Por fin se instala el nuevo explorer y le digo cómo eliminarlo todo.
Simio: ¡Pero con esto tengo que apretar dos veces! (Que tiene que clicar dos botones).
Plebe: Eh... Si... (Miro al informático preguntándole con la mirada, ¿es que habla de otra cosa?).
Simio: ¡Pues pónmelo para que solo sea uno! (Miro al informático de nuevo)
Informático: No se puede.
Plebe: Nop.
Gruñidos varios quejándose del ordenador, yo mientras, me las piro y le dejo con el informático...

Los lunes… qué día más maravilloso…


¡¡Bezoteeez!!

Plebe.


Tags: Lunes, Jefe

Compartir en:
Comentarios
S?bado, 20 de septiembre de 2008 | 11:32
los dos pasos del inform?tico:
1- have you tried switching off and on again?
2- is it really pluged in?

si todo eso falla, asesina al jefe! Wiiii
Por Gami
S?bado, 20 de septiembre de 2008 | 12:54
Uh, buenos dias los lunes, eh?
Y pensar que esto me ha recordado al trabajo de mi hermana... en fin.
POBRE GENTE QUE NO ENCUENTRAN TRABAJOS DECENTES!
Grito de lamento
Por adriamichi
S?bado, 20 de septiembre de 2008 | 21:28
El simio antes trabajaba aqu? <http://www.mundowdg.com/blog/>, seguro! Cumple con todas las expectativas.

(Siempre puedes practicar el BOFH Zen, como el del enlace)
S?bado, 20 de septiembre de 2008 | 22:59
Esta clase de gente es la que piensa "?Para que voy a usar mi ?nica neurona, si algui?n puede gastar las suyas?"

Paciencia, con esta gente, no hay m?s.
Domingo, 21 de septiembre de 2008 | 20:07
Ahora ententeis mis Guayphone Xperience? Frustrante.
Plebe, procura ser la secretaria tonta para ciertas cosas, sino vas a ir mal y vas a acabar substituyendo al inform?tico. A menos que no quieras que suceda tal cosa, claro.
Pues...pues...

Y has acertado de lleno con el nombre que le has puesto a tu jefe, si.
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.