Mi?rcoles, 13 de agosto de 2008
 Llevo unos días que me está entrando la depresión. Esto es debido a que en menos de 3 días cumplo años y cambio de década.

Esta introducción solo es para decir que hoy he recibido mi primer regalo anticipado.

Eran sobre las 08:30 de la mañana y mi madre ha venido a despertarme. Las pocas palabras que he logrado articular decían algo referente a que no era habitual que madrugara tanto y menos estando de vacaciones. Pero mi madre ha insistido en que debía ir a buscar dos barras de pan, que era una cuestión importantísima.

Medio dormido me he vestido y he bajado hasta la panadería de mi calle. He vuelto a subir, ya con el pan y, sin añadir más palabras al asunto, me he vuelto a tumbar, pensando "felizmente" que podría dormir un rato más.

Iluso de mí, por supuesto, porque a los pocos minutos, mi madre ha vuelto al "ataque". Pero no iba sola. Esta vez la "acompañaban" mi bañador y mi toalla.

He pensado que quizás mi madre se había decidido a ir un rato a la playa. Lentamente y sin pensarmelo demasiado, me he puesto el bañador y me he preparado para salir.

Hemos bajado a la calle y hemos subido al coche. El único sonido que se oía, era el de la radio, pues yo seguía aún medio dormido y sin muchos animos de hablar.

Por fín, hemos llegado a la costa. Pensaba que ibamos a parar en "El masnou" pero, para mi sorpresa, el coche ha pasado de largo. Eso ya empezaba a "oler a chamusquina" (como se suele decir) pero no le he dado mucha importancia, pues la costa es muy larga

El automóvil seguía en su imparable marcha, sin inmutarse que detrás nuestro quedaban Ocata, Premiá, San Pol y demás pueblos de "El maresme"

A mis preguntas, mi madre las esquivaba con frases como "Ya llegaremos" o "Es que he conocido un lugar mejor"

Decidí no preocuparme más. Ya llegaríamos algún día a nuestro destino. De repente, tras pasar por "Malgrat" veo que mi madre toma el desvío que lleva a Palafolls. Esto empieza a mosquearme mucho. Mis neuronas empiezan a hacerse preguntas... ¿Palafolls? ¿Que hay en Palafolls? No puede ser... ¿el parque acuático? ¿Ha decidido llevarme a Marineland?

Mi silenciosa pregunta obtuvo respuesta enseguida. Ya estábamos entrando en el aparcamiento del "delfinario" (Que por cierto, estaba a tope de coches). "Sorpresa" oí que decía mi madre. "Hemos llegado. Feliz cumpleaños". Yo, que estaba bastante descolocado solo articule "¡Pero si es el sábado!" "Pero te doy hoy la sorpresa" Ha respondido ella con una radiante sonrisa.

Ha sido una maravillosa experiencia. Además, a pesar de que pronto haré 20 años (Que se dice pronto), hoy he sido un niño más. Que felicidad.

Lo que uno puede llegar a ilusionarse con algo tan simple con una sorpresa inesperada y una visita a un parque acuático.

Y por esto he decidido compartirlo con vosotros, porque me he sentido muy feliz

P.S. La foto no tiene nada que ver, solo es que me gusta y por eso (y para que no se vea tanta letra) la he puesto allí
Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.