Mi?rcoles, 03 de octubre de 2007

Llevaba siglos deseando dejar un comentario sobre el que para mí había sido una de las mejores aventuras gráficas que había probado en mucho tiempo. ¿Por qué no lo hice? Bueno, ya sabéis que, por una parte, un servidor es el de dejar artículos de higos a brevas xD. Por otra parte, Syberia tiene una gran putada al estar dividida en dos entregas, la primera con un final claramente abierto que te indica que la aventura continúa en la segunda parte.

Total, después de los 5 euritos que me costó pillarme la primera, tocaba esperar a la ansiada segunda parte, Syberia II, que no llegaría hasta hace un par de días vía eMule xD. Aventura que me ha durado poco menos que dos días ^^u. Y tras digerir las impresiones de ésta, y asociarla con el conjunto de la obra del autor belga Benoît Sokal, me toca hacer comentario completo.

Syberia es una historia única, sorprendente, de esas que de repente encuentras un día y te suponen un golpe de aire fresco que no te deja indiferente. La misma sensación me dejó la trilogía La Materia Oscura, de Phillip Pullman (muy recomendable, por cierto). Se podría decir que viene a seguir más o menos el planteamiento de una road movie, con la salvedad de que los paisajes con los que se nos deleitará en dicho viaje son absolutamente maravillosos, oníricos, fantásticos, con el increíble don de abrirnos la imaginación. Más dignos de una novela de Julio Verne o de Michael Ende. Y es que Syberia es una síntesis casi perfecta entre la ficción decimonónica steampunk y de viajes imaginarios propia de las novelas de Verne, y cierto toque de fantasía onírica que sólo puede regalarnos Ende.

En la primera entrega, Syberia, nos metemos en el papel de Kate Walker, una abogada neoyorquina que ha sido enviada a Valadilène, un pueblecito perdido en algún lugar de los Alpes franceses, para negociar la compra de la famosa fábrica Voralberg, perteneciente a una rica familia alemana cuya especialidad es la fabricación de autómatas, artificios de metal que funcionan con cuerda y engranajes, y que pueden adoptar los más diversos usos y formas. No obstante, Kate no está de suerte: la propietaria de la fábrica, Anna Voralberg, ha fallecido recientemente, y no tiene herederos. Cuando parecía que la misión había fracasado nada más llegar, Kate descubre la existencia de un heredero perdido, Hans Voralberg, el hermano pequeño de Anna, que al parecer emigró hacia Siberia años atrás, y del que no se ha vuelto a hablar. A sabiendas de que se juega su reputación y su puesto, y con la ayuda de una sorprendente locomotora que funciona con cuerda, y dirigida por un maquinista autómata llamado Oscar (primo hermano de C-3PO xD), Kate Walker decide nada menos que partir en dirección a Siberia, en busca del heredero legal, para que firme el contrato que pondrá punto y final a la compra. Lo que no puede imaginarse Kate es que el viaje supondrá para ella algo más que eso, y que cambiará por completo su vida.

La línea argumental de esta entrega transcurre en las diferentes estaciones en las que el tren se va deteniendo, en las cuales Kate tendrá que apañárselas para averiguar la forma de darle cuerda y, de paso, iniciar sus pesquisas para averiguar algo más del paradero de Hans Voralberg. Como ya dije antes, el viaje será algo más que un simple desplazamiento en busca de la firma de un contrato: Kate irá averiguando cada vez más cosas sobre Hans, su vida y su prodigioso talento para la fabricación de autómatas. También será informada sobre sus investigaciones acerca de los youkols, una tribu primitiva que en tiempos ancestrales habían establecido una profunda unión con los mamuts, y sobre un extraño mito que habla sobre una lejana isla llamada Syberia (ojo, no confundir con Siberia, la estepa), donde se dice que habitan los últimos mamuts vivos de la Tierra, y sobre el sueño de Hans desde su infancia de poder encontrar dicho paraíso. Poco a poco, y sin darse cuenta, Kate se irá identificando cada vez más con este curioso personaje, hasta el punto de que, sin haberse visto jamás en persona, creerá haberlo conocido de toda la vida. Por su parte, su propia vida también irá cambiando de un modo que jamás creería posible: desde su teléfono móvil (el cual parece tener cobertura incluso en el quinto carajo xDD) recibirá continuamente llamadas de su jefe, su madre, su mejor amiga y su novio, instándola a cumplir de una vez su trabajo o a regresar cuanto antes a su antigua vida, con una prometedora carrera y un futuro asegurado. Poco a poco, Kate parece empezar verlos como a extraños, siendo en cambio más cercano para ella un desconocido que parece haber dejado su huella allá donde iba. El hecho de que en ningún momento se pueda ver el rostro de los allegados de Kate no hace más que intensificar esa sensación de desarraigamiento por parte de la protagonista hacia su vida pasada. En resumen, es un viaje que la cambia por completo, en todos los sentidos, y le hará plantearse cosas que jamás creyó posible que llegase a meditar seriamente. Ése es el principal encanto de las dos entregas de Syberia: un personaje que evoluciona, con el que uno se identifica y que transmite sentimientos puramente humanos que le dan verdadera vida.

De la segunda entrega prefiero no decir mucho más, ya que arranca a partir de una decisión clave que Kate tomará y que cambiará por completo el rumbo de su vida. Puedo decir que, si en la primera parte, el objetivo era localizar a Hans para firmar el dichoso contrato, en la segunda las cosas cambian, y ahora ayudaremos al encantador anciano a cumplir el sueño de su vida y encontrar la mítica Syberia.

Bien, ya hemos analizado las cuestiones argumentales (con la confianza de no haber dejado ningún spoiler, ya que he evitado desgranar en exceso la trama y sólo hacer análisis personales sobre las impresiones que genera el juego ^^u). Ahora la cuestión de gráficos y jugabilidad. Los primeros son sencillamente preciosos, desde el punto de vista de quien escribe. Escenarios prerenderizados en 2D, que recrean paisajes y localizaciones puramente fantásticas, pero con tal lujo de detalles que se nos antojan reales y posibles, e incluso te hacen retroceder en el tiempo (teniendo en cuenta que el juego se ambienta en torno a principios de este siglo, más o menos en pleno 2002 o así), y personajes diseñados en 3D, que se combinan muy bien con los escenarios. Éstos últimos están muy bien elaborados, y tienen gestos faciales y corporales muy de acorde con sus acciones. El apartado sonoro es sobresaliente, con muy buenos efectos sonoros, ambientales y de acción, y un doblaje al castellano correcto, aunque se nota demasiado que han contado con cuatro actores para doblar a ocho personajes diferentes. Aun así, se hace un esfuerzo por dotar a cada uno de su carácter, y eso se agradece. En cuanto a jugabilidad, nos encontramos ante el clásico point & click de toda la vida, el cual da muy buenos resultados en una aventura gráfica. Se da la opción también de que Kate pueda correr en lugar de andar con un doble click, lo cual viene  muy bien debido a que no se nos ofrecen transiciones rápidas entre un escenario y otro. El nivel de dificultad es decente, contando algún que otro puzzle de resolución complicada, para el cual no tenemos ninguna pista, y debemos resolver con el clásico método de "prueba y falla", lo cual provoca que a veces te desesperes un poco. Otro aspecto un poco criticable es el hecho de que no puedas hacerte con todos los objetos del inventario cuando quieras, como pasaba con las aventuras gráficas de toda la vida, sino que a veces no podrás acceder a él, o la protagonista no querrá cogerlo por no verlo necesario, hasta que suceda algo o hables con cierto personaje que te dé una pista que te permita apropiártelo. Esto le confiere cierta linealidad que le quita algo de gracia al juego, sobre todo ante lo que es la rejugabilidad, y en especial cuando tienes que ir de acá para allá para volver a repetir viejas acciones. Además, muchos escenarios están sólo para hacer bonito y que se te caiga la baba con lo bien hechos que están, pero no aportan nada más al juego. A la larga, uno puede cansarse de ir de acá para allá atravesando ese tipo de escenarios.

Con el inventario han hecho una cosa curiosa. Lo han dividido en dos mitades, una para objetos de uso normal, y otra para "Documentos", es decir, aquellos objetos que pueden ser observados de cerca para leer o captar algunos detalles. Eso está bastante bien para organizar el material. Otro aspecto a criticar es que no han incorporado la posibilidad de combinar objetos entre sí, algo que se hace de forma automática en caso de recoger dos objetos que permitan esa opción. Eso le quita también algo de gracia, ya que recuerdo que es uno de los aspectos de mayor entretenimiento que puede tener una aventura gráfica, pero bueno, son pequeños fallos pasables.

En conclusión, y quitando los fallos ya comentados (porque ningún juego es perfecto, y sobre todo porque algunos les dan más importancia que otros, eso ya a gusto del criterio de cada cual), debo decir que quedé totalmente encantado con la experiencia que me brindaron Syberia y Syberia II. Una historia muy bonita y emotiva, unos escenarios preciosos, entretenimiento asegurado y sobre todo la sensación de renovación de uno de mis géneros favoritos. De hecho, pocas historias me han dejado esa sensación final, y casi todas vinieron de libros. Uno se alegra de encontrarse que aún queda originalidad y buen hacer entre los videojuegos, un género que últimamente se está dejando llevar demasiado por la pasta gansa y los intereses.

¡Nos vemos! ;)


Compartir en:
Comentarios
Viernes, 05 de octubre de 2007 | 1:33
Um... cuantos de los que escribimos somos fans de aventuras gr?ficas? Todos? xD

Syberia estaba en la lista de "juegos a comprar", ahora que he estado haciendo limpieza en casa y hay/habr? espacio en casa (que antes lo tenia, pero he aprovechado el hecho de hacer obras y tener que "vaciar" el piso para deshacerme de cosas). En la web de GAME dice que est?n a 6? los dos, as? que engrosaran las lista de juegos que jugar? cuando me jubile (y eso que aun no he empezado a trabajar, pero al paso que voy, tendr?a que encerrarme dias/meses en mi habitaci?n para pas?rmelo todo)
Por Ricaurtem
Martes, 29 de abril de 2008 | 2:06
Los juegos los haye buenos, no hay nada como terminar uno y continuar el otro al momento.
Escenarios que hacen volar la mente y pensar que uno estaria alla. El sonido, waooooo, nada creado en computadora y esas cosas, es totalmente una orquesta, ya pocos son los juegos que utilizan orquestas para las bandas sonoras.
Los peque?os problemas del juego, caminar y caminar por escenarios en donde no hacias nada mas que mirar, y si habia que retornar lo pensabas dos veces. Los puzzles ingeniosos aunque carentes de algo que te ayude a decifrarlos...aunque a punta de "brute force" todo es posible.

Y bueno el final aunque fue bueno, me quede esperando algo mas. que paso con todo lo demas? con olivia y dan? ... me imagino que como no venia kate.. pasaron buenos momentos...

Y a todo esto, el viejo solo invento el tren y a oscar pa el llegar a Syberia...estaba algo loco al fin y al cabo. Inteligente pero nunca me ayudo en algo!.

Pero fueron muy buenos.
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.