S?bado, 11 de noviembre de 2006
Comentarios (0)  | Enviar
Te has perdido alguno??? No problem!! Aquí los tienes todos!!!

Team1
Team2
Team3
Team4
Team5
Team6
Team7
Team8
Team9
Team10
Team11


Arashi Rabu Rabu Team 9:

Y Wuskater saca el capote te torero porque ... señoritas, hemos perdido el oremus!!

------------------------------------------------------------------------------------------

Kelyh se había asustado tanto cuando oyó a Wus decir que Csa era el enemigo, que la dejó tirada en medio de la Pz. España, llamó a Sanzai y se fueron juntas a casa de Bunny.

Chibi estaba tan acojonada con el tema, que decidió dar plantón a las chicas, poner la quinta y salir cagando ostias a madrid. Total, no tenía carné, no le podían quitar puntos. XDDD

Y ahora hagamos un repaso xDDDDDD:

En casa de Bunny estaba (pasemos lista que me he perdio xDDDDD)

- Los Arashi
- Bunny
- Annika
- Nuria (a la espera de saber como coño ha llegado ahí. xDDDD )
- Sanzai (a ver si alguien nos aclara dónde estaba hasta ahora xDDDDD)
- Kelyh (que ha dejado tirada a Csa cual papel de fumar. xDDDD )
- Chibi (que hasta le da corte hablar con Wus después del plantón telepáctico)

Csa anda por ahí (esperemos que esta nos dé alguna pista para saber su pararero, ahora que anda mas sola que Epi y Blas pero sin Blas xDDDD)

Keykum también anda por ahí (a ver si también dice algo o acabamos la historia xDDD )

Irethina y Ashrika nos esperan en Palma de Mallorca (a ver si cogemos el barco de una puñetara vez xDDD)

Una vez aclarados conceptos básicos xxxxxxDDDDDDD ¿Que hacemos? xDDD ¿Proseguimos o nos seguimos quedando en casa de Bunny a la espera de que caiga algun milagro y Csa acabe ahí también de paso para redondear la situación? xDDDDD Mi profesora de física ve los saltos temporales que hemos pegado y nos meten una sarta de tortas a todos que no nos reconocen ni con carné de identidad. xDDDD

------

-Csa...

La muchacha observó como su compañera la soltaba de la mano y ella salía sola del vagón. Cayó al suelo, presa de la inestabilidad que por un momento su cuerpo se cogió a ella, y observó sin poder hacer nada como las puertas se cerraban ante una Csa que se encontraba en un estado de trance total, con los ojos perdidos en la infinitud.

Y sin moverse apenas, su compañera comenzó a desplazarse, vagon incluido, de nuevo a los túneles, llevándose a toda la gente con ella, mientras que Kelyh se quedaba ahí, sin poder hacer nada, ahora mas sola que la una.

-¿Kelyh?

La chica volvió la vista un momento hacia la izquierda, encontrando a su compañera de toda la vida: sanzai. Se incorporó de inmediato, algo asustada, y se sacó el polvo de encima, para mas tarde volverse a ella.

-¡Csa! ¡Csa se ha quedado en el vagón!

-----
-Un billete para Palma de Mallorca, por favor. -la mujer que dispensaba los billetes miró a un Wus que iba vestido prácticamente de “giri”, y esperó un momento en el puerto a que le sirvieran los tickets adecuados. En cuanto la mujer se los ofreció, se despidió adecuadamente, y fue caminando hasta la puerta número 5, la asignada.

“Tendría que avisar a los demás de lo que me ha dicho Keykum.” pero desde la noche anterior que el dolor de cabeza había sido constante. Se había acabado durmiendo a las tantas, de tanto darle a la cabeza al asunto, y no entender una maldita mierda. Aunque sí había entendido lo que significaba ISHARA. Lo había descubierto en el momento en que se había duchado y se había reflejado al espejo... En ese momento había visto toda la verdad.

Y en ese momento había contactado con Keykum para saber que era lo que estaba ocurriendo. Solamnete cuando lo supo se quedó mas o menos tranquilo.

“El resto depende de ellos.”

Al menos, sin el consentimiento de Charlie, había añadido clones de los ángeles en el foro. Bots los llamaban, la mejor forma de que los usuarios no ángeles descubieran que algo malo estaba pasando.

----
-¿Pistas?

-Ni una sola.

Ohno contempló un momento el alrededor, y volvió a echar un vistazo a la ciudad. Carajo, Madrid era demasiado grande para encontrar pistas en todos los cibers. Y encima se estaba haciendo de noche. Dentro de cinco minutos cerrarían todos los bares, y sería imposible seguir buscando. Miró a Nuria un momento, que asintió con la cabeza. La pobre estaba sin aire, igual que él, pero tenían que seguir intentandolo.

-Ves al de la Calle Shefer. Yo iré al de la esquina. -le dijo al chico, saliendo corriendo. El muchacho la observó un momento, y finalmente se llevó una mano al frente. Genial, ¡Como que él se conocía Madrid!

Comenzó a correr como un desesperado, creyendo que de esta forma llegaría a otro ciber cercano y podría ir con esa excusa. A medida que fue avanzando, llegó a lo que parecía ser un Parque, y se detuvo un momento a leer la placa de metal que colgaba de unas barras.

”Parque del Retiro” -Ohno asintió con la cabeza, y miró al frente. ”Bien. Crucemos el parque, tiene que estar al otro lado.”

Joer, que yuyu.

Lo cierto es que ese Parque daba igual de miedo que los que había visto en Osaka. Tragó saliva a medida que iba avanzando, llevandose ambas manos a los hombros, temblando ligeramente de miedo. Como le enganchasen ahí, estaba apañado: No podría defenderse ni de coña.

”Venga... Al otro lado... Hemos de llegar al otro lado...”

Un escalofrío en su espalda le hizo pegar un bote, y cuando giró, vió de reojo una sombra que pasaba corriendo tras unos matorrales. Ohno se quedó helado por unos momentos, sin saber realmente que hacer. ¿Avanzaba? ¿Huía? ¿Se quedaba ahí a ver si pasaba un policía o lo que fuera y se iba con él? ¡Solo quedaba un cuarto de hora!

Y entonces lo vió.

Mas allá de los matorrales, iluminado por la luz de la luna, una barquita se movía ligeramente de lado a lado, mientras que el resto permanecía completamente en su sitio, sin moverse un ápice. Ohno observó un momento a su alrededor, y finalmnente, cogió aire, empezando a avanzar, intentando quitarse de la cabeza que por ahí habían traficantes o algo parecido. Esa barquita parecía muy sospechosa...

Con cuidado, atravesó los matorrales, y comenzó a pisar la fresca hierba hasta que llegó al borde de las barcas. Se acercó a la cinco, y miró en su interior. No parecía haber nada... Es que no había nada.

¿O si?

En el fondo de la barca había un papel algo amarillento. Lo cogió con cuidado, y le echó un vistazo, mirandolo de arriba a abajo. En él, escrito en castellano, había un texto que no lograba comprender. Tendría que pasárselo a Sho, a ver que era lo que decía realmente.

”Anaid... ¿Eres tu?” -preguntó de repente. Se había sentido algo extraño, algo triste, como si de repente le faltara algo.

”Mami no contesta. ¿Enfadada con Nena mala?”

”¿Nena mala? No, nena no es ma///”

Y en ese momento se dio cuenta de lo que estaba ocurriendo.

Jun y los espejos, las letras, los mensajes, todo tenía una razón de existir. Solo faltaba una pieza que se habían dejado, o mas bien, que no habían tenido en cuenta... Simplemente porque era menor de edad.

Echó a correr de inmediato, para encontrarse de nuevo en el punto de partida. Ya esta, lo tenía todo, ahora ya entendía que estaba pasando. No era un hacker, nadie les estaba haciendo nada, Wus tenía la razón: Esa niña, con ese poder, era un auténtico demónio. ¡Los había enredado a todos! ¡Increible!

A punto e ser atropellado dos veces, llegó justo a tiempo con el resto, que lo esperaban en la Plaza España. Sin dar tiempo a respiro, le entregó el papel a Sho, que miró un momento al resto y luego a su compañero, y finalmente cogió el papel, para leerlo.

-“Puedo ir en Barco o en avión, pero nunca en coche.” -dijo. -Eso es lo que pone.

-¿Y que tiene que ver?

-la niña.

Chibi lo miró un momento, extrañada, y mas tarde comenzaron a mirarle uno por uno. Ohno intentó recuperar el aliento, y cuando lo hizo, sonrió triunfante.

-¡¡Lo entiendo todo!! ¡¡Está muy claro!!

-Vale, se le ha ido la cabeza. -contestó Aiba.

-¡ No, no, no, no, no! -exclamó. -¡Es muy fácil! ¡Bunny, traduceme.! -la pidió, y se volvió a todos. -Es muy fácil. Los espejos donde se miraba Jun, la letra de la canción, su conexión... ¡Todo tiene sentido! Vereis, es muy fácil. ¿Que ocurre cuando un niño quiere algo?

-¿Que hace todo lo posible para hacerse con él? -contestó Annika.

-¡Exacto! ¿Y si no lo consigue?

-Es capaz de hacerlo todo con tal de conseguirlo.

Y ahí es cuando el resto del grupo también empezó a darse cuenta.

-No me jodas. -exclamó Bunny. -¿Anaid montó todo este follón?

-Exacto. -contestó Ohno. -No se si os disteis cuenta, pero cuando conectó conmigo, era como si ya supiera que iba a estar ahí. Lo lógico es que se hubiera sorprendido, pero en vez de sorprenderse, se acostumbró como si nada. Quiso escribir Arashi, pero nuestra mente funciona siempre al reves. Todo lo que vemos, es girado por nuestras córneas... Y luego vuelve a ser girado por el cerebro. Aplicar eso a las palabras Arashi...

-Ishara... -dijo sanzai

-Exacto. Lo del virus debió de ser una broma, algo que quería hacer de más, pero se le fue la mano. Keykum debe de querer que vayamos a algun sitio para acabar de arreglar este conflicto.

-Palma de Mallorca. -dijo Bunny al instante. -Hay dos de nosotras que estan allí y no han ido aún.

-Pues me temo que habrá que ir a acabar ya este juego de niños. -contestó Jun, ahora muy cabreado después de la revelación. -Tiene narices lo que puede hacer una cria. ¿Es que acaso no la educan en su família?

-Mucho me temo que debe de ser como el caso de Wus. -contestó Kelyh. -Solo sus amigos deben de saberlo, pero su família no.

-Pues está claro. ¡En marcha! -dijo Sho, corriendo en dirección hacia... Ninguna parte.

-Esto... ¿Por donde se va al puerto? -preguntó, volviendo.

-¡No hay puerto aquí, so memo! -contestó Annika dandole un capote. -Hay que coger un tren. Venga, vamos inmediatamente. ¡En marcha!

Cuatro horas después, ya estaban en el barco de camino a Palma de Mallorca.


Tags: Arashi_Fanfic_Teen

Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.