Domingo, 03 de septiembre de 2006
Esta an?cdota que explicar? a continuaci?n, se la debemos a mi madre.
Iba ella a trabajar a la peluquer?a que dirige con mucha eficiencia (tanta que la llaman la Terminator), y como siempre, se encontr? en la puerta a unas cuantas se?oras ya entradas en a?os que esperaban que abriera y ser las primeras.

Bueno, antes de continuar, os explicar? c?mo se abre una peluquer?a:
La peluquer?a se obre oficialmente a las 10 a.m., pero las empleadas, como en otros trabajos, tienen que llegar mucho antes, una media hora m?s o menos. Porque se tienen que cambiar de ropa, poner en marcha el ordenador y la caja, recoger las toallas que el d?a anterior pusieron a secar, etc... Pero si antes de abrir hay se?oras esperando, se las deja pasar para que esperen sentaditas y leyendo alguna que otra revista (no es plan de dejar viejitas madrugadoras en la puerta como si fueran perros abandonados), pero hasta las 10 no se las atiende.
Ahora que ya sabeis esto, continuaremos.

Mi madre y las esclav-- quiero decir, las trabajadoras, se encontr? con las ancianitas madrugadoras, como siempre. Pero aquel d?a, una se rebel? (un cliente habitual me parece), y empez? a decirle a mi madre que TODAS ELLAS pensaban que tendr?an que abrir m?s temprano, porque ellas perd?an mucho tiempo si las atend?an a las 10 (si, deb?an de perder su lugar en el banco del parque para ver las palomicas en primera fila...). Mi madre le dijo que solo faltar?a eso, que ellas tuvieran que entrar m?s temprano, y tener menos tiempo para los hijos y los maridos (todas all? son amas de casa adem?s).
Aquella mujer insisti?, y mi madre le dijo que la compa??a era qui?n decid?a los horarios. Entonces la mujer pidi? el n?mero de tel?fono de las oficinas de la empresa, mi madre, ya harta de esto, le puso delante el libro de reclamaciones y le indic? que si quer?a algo, que all? lo pusiera.

As? lo hizo la mujer, y despu?s les dijo a las otras "?Alguna m?s quiere firmar?", pero por lo visto, esta vez Terminator puso su mirada m?s mortal, porque ninguna se atrevi? a firmar. XD Esi, las trabajadoras de la peluquer?a, mientras organizaban las herramientas dec?an de vez en cuando en voz alta "?Cu?nto falta para abrir?", ?Uy, qu? ganas que tengo de empezar..." Mi madre no se hab?a sentido nunca tan orgullosa de sus ni?as. XDD

Al final no cambair?n el horario, m?s que nada porque cambiar?an el horario de m?s de 20 peluquer?as, i por lo tanto, el horario de cada trabajador de cada una de ellas... Bueno, hay quien lucha por la libertad, y hay quien lucha por tener un buen lugar en el banco del parque...


???Bezoteeeeez!!!

Plebe.
Compartir en:
Comentarios
 


Advertencia: Todas las opiniones emitidas en este blog son hechas a título personal por cada uno de los autores originales de los artículos, así mismo, el contenido de cada artículo refleja únicamente las ideas y opiniones del autor original de la misma. Este blog no se hace responsable de los comentarios emitidos por sus visitantes y se reserva la potestad de moderarlos según sea necesario.